Economía, El mundo, Política

Abren en Brasil una investigación sobre las coimas de Odebrecht en Argentina

La investigación brasileña, que comenzó con la "Operación Acrónimo" en noviembre, no abarca por ahora a ningún funcionario, empresario o intermediario argentino. Pero el desarrollo de la pesquisa podría sacar a la luz más evidencias y testimonios sobre cómo Odebrecht y sus socios Iecsa -por entonces en manos de Angelo Calcaterra, primo del actual presidente Mauricio Macri -, Ghella y Comsa se beneficiaron por esas coimas de 2011 y 2012 en la obra del tren Sarmiento.

La Justicia brasileña abrió una investigación sobre las coimas que pagó el gigante Odebrecht para obtener el financiamiento en Brasil que le permitierasoterrar en la Argentina el tren Sarmiento. La pesquisa ya cuenta con un primer protagonista: el ex ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior y actual gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel, según determinó el Superior Tribunal de Justicia de ese país.

La investigación brasileña, que comenzó con la “Operación Acrónimo” en noviembre, no abarca por ahora a ningún funcionario, empresario o intermediario argentino. Pero el desarrollo de la pesquisa podría sacar a la luz más evidencias y testimonios sobre cómo Odebrecht y sus socios Iecsa -por entonces en manos de Angelo Calcaterra, primo del actual presidente Mauricio Macri -, Ghella y Comsa se beneficiaron por esas coimas de 2011 y 2012 en la obra del tren Sarmiento.

Por lo pronto, tanto Calcaterra como su lugarteniente en IECSA, Javier Sánchez Caballero, al igual que el “Corcho” Rodríguez y los ex secretarios de Transporte y de Obras Públicas, Ricardo Jaime y José López , integran la lista de acusados sobre los que el fiscal federal Franco Picardi solicitó trabar embargos millonarios el 27 de noviembre pasado.

Además de Pimentel, los restantes cinco acusados son su entonces jefe de Gabinete en el ministerio, Eduardo Serrano, el empresario Benedito “Bené” Rodrigues de Oliveira y el intermediario Pedro Augusto de Medeiros, como así también Marcelo Odebrecht y el ejecutivo de la constructora, João Carlos Mariz Nogueira.

La decisión del Superior Tribunal también incluyó el rechazo de las nulidades planteadas por la defensa. “Es clara la licitud de los elementos probatorios hasta ahora presentados en el expediente”, afirmó uno de los jueces, Og Fernandes, quien estimó que “un análisis minucioso no deja duda de hay indicios de autoría y materialidad” de esos sobornos.

Ya fuera de la cárcel, pero bajo arresto domiciliario, Marcelo Odebrecht colabora con la Justicia brasileña. Confirmó múltiples sobornos dentro y fuera de Brasil, como así también explicó que las siglas “DGI” eran un eufemismo utilizado entre los ejecutivos de la compañía para aludir al pago de coimas. En el caso del soterramiento del Sarmiento, “DGI” aparece en documentos junto a pagos por un total de US$ 20 millones. Pero hasta ahora, Marcelo Odebrecht no testificó sobre las coimas pagadas a Pimentel.

En el caso del soterramiento del Sarmiento, "DGI" aparece en documentos junto a pagos por un total de US$ 20 millones
En el caso del soterramiento del Sarmiento, “DGI” aparece en documentos junto a pagos por un total de US$ 20 millones Fuente: Archivo

Según la Procuración General brasileña, un emisario del entonces ministro y actual gobernador recibió dinero en hoteles de San Pablo en al menos siete ocasiones, previo intercambio de contraseñas como “manteca”, “mango”, “lechuga”, “algodón”, “escalera” y “4-blanco 5-pimienta”, entre otros.

El empresario “Bené” Rodrigues aportó esos y otros detalles tras acogerse al régimen de “delación premiada” que le permite reducir su condena a cambio de información incriminatoria sobre terceros. Así, contó que tras el acuerdo sellado entre Pimentel y Marcelo Odebrecht, él se encargó de recibir las coimas de Mariz Nogueira, entonces director de Créditos para Exportación de la corporación brasileña.

Al revisar los teléfonos de “Bené” Rodrigues, la policía descubrió los mensajes que le envió a Mariz Nogueira el 17 de julio de 2013, un día después de que la Camex otorgara financiamiento del soterramiento del Sarmiento en la Argentina. “Mi amigo acaba de llamarme!!!”, le dijo Bené en alusión a Pimentel. “Usted no pide, camarada! Usted manda!”.

Los investigadores brasileños también encontraron pruebas de reuniones entre Pimentel y Marcelo Odebrecht antes de que el Bndes y la Camex aprobaran créditos para el consorcio a cargo de soterrar el Sarmiento, como así también cómo, tras tres viajes del intermediario Pedro Augusto de Medeiros para la entrega del dinero, se destrabó ese financiamiento.

Hugo Alconada Mon -La Nación.com.ar
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *