Provinciales

Tierra del Fuego se ubicó entre las provincias que aumentó su déficit respecto a 2017

Según datos oficiales, las cuentas fiscales de una decena de provincias cerraron el año peor que 2016, ya sea por un déficit total más pronunciado o por una contracción del superávit. Tierra del Fuego quintuplicó su déficit a 1.051 millones.

La mitad de las provincias empeoraron su resultado fiscal durante 2017. A pesar de que el déficit financiero consolidado del conjunto de gobernaciones se redujo a la mitad el año pasado, casi toda esa reducción se explica en la provincia de Buenos Aires. Según datos oficiales, las cuentas fiscales de una decena de provincias cerraron el año peor que 2016, ya sea por un déficit total más pronunciado o por una contracción del superávit.

La información fue difundida por el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, encargado de supervisar la aplicación de la ley que lleva el mismo nombre y que fija pautas de control de crecimiento de gasto primario, endeudamiento y empleo público y que fue aprobado a fines de 2017 pero cuyas reglas rigieron durante el año pasado. Contando todas las provincias juntas, el Gobierno podría mostrar una mejora de la situación fiscal (contando intereses) de las gobernaciones, ya que el número total se redujo desde 38.264 millones de pesos de déficit financiero en 2016 hasta 19.930 millones en 2017, apenas un poco más de la mitad.

De todas formas, ese recorte en el rojo financiero provincial se explica principalmente en la mejora de la provincia de Buenos Aires (pasó de 22.257 millones a apenas 156 millones). En ese contexto, diez provincias tuvieron peor resultado financiero (tal como lo mide la metodología de la norma en cuestión, que deduce gastos como organismos internacionales, infraestructura social básica y gastos de capital financiados con otras fuentes) que en el cierre fiscal del año anterior. En términos nominales, las gobernaciones con cajas más comprometidas son Chubut (rojo financiero de $5.684 millones y que empeoró casi 400%); Neuquén (pasó de registrar un déficit total de $1.824 millones hasta los 4.734 millones del cierre 2017, es decir 156% de incremento); Jujuy (4.713 millones de desequilibrio financiero pero con una variación negativa menor) y en cuarto lugar Chaco (con los últimos $4.640 millones de déficit mejoró su resultado de 2016 de 5.024 millones). Esta situación se da en el marco de una gran discusión marco que tratará de llevar adelante la Casa Rosada con gobernadores para ajustar el tamaño del Estado mientras se negocia un crédito con el FMI. Los mandatarios provinciales opositores ya avisaron que “el 90% del déficit es de la Nación”.

Otras gobernaciones que tienen este año cuentas fiscales más complicadas por crecimiento de sus déficit son Salta (1.345 millones de rojo financiero a 2.287 millones), Santa Fe (que pasó de un superávit de 1046 millones a un desequilibrio de 768 millones), Tierra del Fuego (quintuplicó su déficit a 1.051 millones) y Tucumán (cerró 2017 con 1.328 millones abajo, casi 500 millones más que 2016). En otros casos, el agravamiento de la situación financiera se da por un recorte del superávit. Corrientes, por ejemplo, lo recortó desde 641 a 151 millones y San Juan que pasó de 3.424 millones de resultado positivo a 2.833 millones.

Otro grupo de provincias logró mejorar sus cuentas. Además de Buenos Aires, Catamarca duplicó su superávit, Córdoba tuvo resultado positivo de 7.643 millones de pesos, Mendoza redujo casi a la mitad su rojo financiero y Santa Cruz achicó su déficit de 5.136 millones de pesos a poco menos de 4.000 millones.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *