Destacadas, El país, Judiciales

Autorizan a la familia de un menor a cultivar plantas de cannabis con destino medicinal

Lo resolvió la jueza Mirta Susana Filipuzzi, titular del Juzgado Federal de Viedma. La magistrada hizo lugar a una medida cautelar solicitada por la madre de un niño que padece síndrome de Tourette.

Lo resolvió la jueza Mirta Filipuzzi, quién ordenó comunicar lo dispuesto al Estado Nacional a través del Ministerio de Salud de la Nación, y a las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales (Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Policía Federal Argentina y Jefatura de la Policía de la Provincia de Río Negro) que eventualmente puedan tener, en razón de su competencia, intervención en la materia.María, abuela de Joaquín, dijo que recién se hará justicia “cuando esta decisión sea ley y permita el autocultivo para todos las personas que necesitan cannabis para uso medicinal”.

De esta manera, el pequeño podrá contar con las distintas cepas de cannabis que necesita para su tratamiento, a través del cual, desde que comenzó a consumir el aceite, mejoró sustancialmente su calidad de vida y sus posibilidades de relacionarse con su entorno.El síndrome de Tourette (ST) es un trastorno neuropsiquiátrico que se caracteriza por la aparición de múltiples tics motores y al menos un tic fónico involuntario. Se pueden registrar cambios periódicos en la cantidad, en la frecuencia, en el tipo y en el lugar en el que se producen los síntomas y altibajos en su gravedad. El 90% de los tics ocurren en cabeza y cuello.

Peritos en psiquiatría incorporados a la causa afirmaron que “a partir del uso de extractos caseros de cannabis, Joaquín ha mejorado su calidad de vida, resultando un tratamiento eficaz, tanto por la ausencia de los efectos secundarios, como respecto del control de los síntomas de su enfermedad, destacándose que las mejores respuestas se presentan cuando se utiliza variedades de cannabis con concentraciones equivalentes de los cannabinoides THC y CBD”.

El fallo autoriza el cultivo, pero con ciertas restricciones. “Se permite el cultivo de hasta 14 plantas, en un domicilio específico, y sólo pueden la mamá y los dos abuelos. Tienen que plantar en macetas y no a la vista (no es un problema moral, sólo que no puede ser en el jardín para que no puedan robarlas, y tampoco pueden plantar hectáreas enteras).

La Sentencia:
CIJ-CENTRO DE INFORMACIÓN JUDICIAL-Agencia de noticias del poder judicial- www.cij.gov.ar/nota-30998-.html-
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *