Destacadas, Provincia

Se podrá cazar y comercializar guanacos

La Legislatura resolvió autorizar por el plazo de 365 días la caza por cualquier medio, la comercialización y la industrialización del guanaco en todo el ámbito de la Provincia.
La decisión fue adoptada ayer por decisión unánime de los 14 legisladores que tomaron parte de la sesión ordinaria realizada el martes pasado.
La iniciativa, presentada por el radical Pablo Blanco, “suspende la aplicación de la prohibición impuesta por el artículo 1° de la Ley provincial 101, exclusivamente con lo relacionado al guanaco por el término de 365 días a partir de la promulgación de la presente”.
La ley en cuestión, vigente en la Provincia desde fines de 1993, “prohibió en todo el ámbito de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, la caza por cualquier medio, la comercialización y la industrialización de todo tipo de pinnípedos, cetáceos, guanacos, zorros colorados y aves silvestres de cualquier especie”, por considerar a todas ellas especies en peligro de extinción.
Aun cuando la mencionada norma determina que la autoridad de aplicación -por aquél entonces la Secretaría de Planeamiento, Ciencia y Tecnología-  “en conjunto con los organismos pertinentes, establecerá las excepciones a la prohibición establecida en el artículo 1º, fundadas en razones de conservación o interés científico, y en tanto no pongan en peligro la subsistencia de las especies”, el proyecto aprobado sobre tablas en la 8 sesión ordinaria no fue acompañado por fundamento alguno que justifique la decisión adoptada, más allá de que el autor de la iniciativa haya señalado que había impulsado el proyecto a solicitud del vicegobernador Arcando.
En función de ello se desconoce si la propuesta apunta a tratar de dar impulso en Tierra del Fuego a un proyecto de explotación comercial de carne de guanaco, similar al que se lleva adelante en la vecina provincia de Santa Cruz o si se persigue alguna otra finalidad aún no explicitada públicamente.
Para que el proyecto entre en vigencia, resta aún que el Ejecutivo proceda a promulgarlo.
Previous ArticleNext Article

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *