El mundo, Salud

Su perro le lamió la cara, contrajo una extraña enfermedad y murió

hombre de 63 años pensó que se trataba de una gripe, pero era una bacteria que le produjo lesiones en varias partes del cuerpo

Su perro le lamió la cara, contrajo una extraña enfermedad y murió

En Alemania, se presentó un extraño caso. Un hombre de 63 años fue a un hospital después de pasar tresdías de síntomas similares a los de la gripe, con temperatura elevada y dificultad para respirar. Dieciséis días después murió de un shock séptico severo. La causa fueron los lametones de su perro en el rostro, según consignó un artículo en el European Journal of Case Reports in Internal Medicine.

Según los informes médicos, cuando el hombre llegó al hospital había sufrido varios síntomas graves en las últimas 24 horas. Una erupción en el rostro junto a un dolor nervioso y muscular en las piernas llevaron a los doctores a realizar un examen más detallado que reveló sangrado subcutáneo en sus piernas.

No solo eso, también encontraron que tenía lesión renal y disfunción hepática, así como hipoxia, falta de flujo sanguíneo a los músculos y no estaba orinando. Los expertos no sabían muy bien a qué se debía ese cúmulo de fatalidades, principalmente porque no tenía meningitis ni había viajado a ningún lugar donde pudiera haber contraído una infección exótica.

En los días siguientes sus síntomas se agravaron e incluso sufrió un paro cardíaco que pudieron estabilizar. El paciente entonces fue intubado y se le colocó un respirador. Finalmente, al cuarto día dieron con el diagnóstico: la bacteria Capnocytophaga canimorsus.

Este tipo de bacteria proviene de la saliva de los perros y gatos y forma parte de la flora gingival de los animales. Sin embargo, dicha infección en la sangre desencadena una respuesta extremadamente grave en el cuerpo humano

Se cree que la Capnocytophaga la tienen hasta el 74% los perros y el 57% de los gatos, en ambos casos en la boca. Por esta razón la gran mayoría de las infecciones provienen de una mordedura o lametón de perro (o gato, aunque es menos probable que lo transmitan a los humanos), razón por la que los médicos instan a cualquier persona que haya sufrido una mordida a contactar con su médico de inmediato.

Este caso es más extraño porque el paciente no había recibido ninguna mordida ni herida de su perro, ni estaba inmunodeficiente ni comprometido, de hecho, en las semanas anteriores a su enfermedad, lo único que había hecho su perro fue lamerle. En este caso, fue suficiente.

En los días posteriores su condición empeoró, varios órganos fallaron, y finalmente contrajo neumonía. El día 16 después de la admisión, murió de un shock séptico severo.

Según los doctores del caso, los dueños de mascotas con síntomas parecidos a la gripe deben buscar urgentemente consejo médico cuando sus síntomas excedan los de una infección viral simple, que en este caso fue disnea severa (dificultad para respirar) y petequias (erupción roja causada por vasos sanguíneos rotos).

Hay que aclarar que la gran mayoría de las personas que interactúan con sus perros y gatos no se enferman.

Sin embargo, aquellos con sistemas inmunes comprometidos, sobre todo los ancianos y las personas que han sufrido mordidas por animales, o aquellos que consumen alcohol en exceso o que se les ha extirpado el bazo, tienen un mayor potencial de infección.

Las infecciones pueden demorar hasta dos semanas en aparecer. Aproximadamente el 25% de las personas que se infectan mueren, e incluso algunas dentro del primer día en que aparecen los primeros síntomas, los cuales incluyen ampollas alrededor de una herida por mordedura, enrojecimiento, hinchazón, pus, dolor, fiebre, diarrea, vómitos, dolor de cabeza y dolor muscular.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *