Destacadas, Educación

Educación en pandemia: ¿cómo fue la vuelta a las clases en los países que la autorizaron?

Esta semana, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, informó que se están trabajando en los protocolos para un posible regreso a las escuelas entre agosto y septiembre, siempre y cuando se realice en zonas donde no exista transmisión comunitaria de coronavirus ni se reporten casos.

En países como Francia, Alemania, Australia, Corea del Sur y Vietnam, el regreso a las aulas fue posible gracias a la implementación de medidas estrictas que impidan la circulación del coronavirus, sobre todo entre los más chicos.

Sin embargo, hubo otros casos, como los de Israel e Inglaterra, por ejemplo, en donde hubo que volver atrás con el regreso progresivo a las aulas.

Argentina: sólo en el norte de Catamarca

El 8 de junio volvieron las clases presenciales alumnos de las Escuelas del Período Especial.

Se trata de escuelas ubicadas en los departamentos de Andalgalá, Antofagasta de la Sierra, Belén y Santa María en las zonas de la Puna, Pre Puna y del norte, donde por cuestiones climáticas el ciclo lectivo inicia en agosto y termina en junio.

Solo alumnos de 6° grado de primaria, 6° año de Secundaria y 4° año de Educación para Jóvenes y Adultos.

Uruguay

Primer país de Latinoamérica en retomar las clases

En abril volvieron las escuelas rurales. El 1 de junio volvieron los estudiantes del último año de la secundaria, escuelas especiales, y las pertenecientes al programa Aprender y Tiempo completo (asisten el 40% de los chicos de bajos recursos). El resto lo hará escalonado el 15 y el 29 de junio.

Antes de entrar, los estudiantes deben responde un cuestionario donde se les pregunta si están resfriados, tienen tos, fiebre o algún dolor.

El uso de tapabocas no es obligatorio en el aula, sí en áreas comunes. En ambas se respeta el distanciamiento social.

Las clases son de cuatro horas y se asiste lunes y martes, o jueves y viernes. El miércoles es el día designado para la sanitización de las escuelas.

Francia

El 11 de mayo reabrieron guarderías, jardines de infantes y escuelas primarias; el lunes 18 fue el turno de colegios secundarios para los alumnos de 11 a 13 años y en zonas donde la circulación del virus era menor.

El protocolo exige: lavado de manos regular, respeto de la distancia social y uso obligatorio de tapabocas para los docentes de todos los niveles y estudiantes de secundaria.

Se redujo la asistencia a clases a dos días con grupos de alumnos a entre 8 y 15 por aula, diferir los tiempos de recreo y desinfección de las instalaciones a diario.

Se elige a “grupos de alumnos prioritarios” para asistir : niños con diversidad funcional, en situación vulnerable o hijos de trabajadores de actividades esenciales.

La foto de un grupo de niños jugando solos dentro de grandes cuadrados pintados en el piso del patio de una escuela revolucionó al mundo al tratarse de una de las medidas más impactantes.

Australia

El 25 de mayo se reanudó la educación presencial para todos los niveles y escuelas, incluso de las ciudades más pobladas como Sydney, Tasmania y Queensland. Por el momento están prohibidas las excursiones o competiciones escolares.

En Melbourne, el 26 de mayo volvieron los estudiantes de los cursos inferiores y superiores, mientras que los demás lo hicieron recién este martes 9 de junio.

Corea del Sur

El 20 de mayo se procedió a la reincorporación de los alumnos de último año de la secundaria, todos con tapaboca. En las escuelas con menos de 60 estudiantes permitieron asistencia completa.

El resto de los estudiantes se reincorporaron de forma gradual hasta este 8 de junio.

Las nuevas normas incluyen una revisión diaria de la condición física de los estudiantes, controles de temperatura en las escuelas, y el pedido explícito de quedarse en sus casas en caso de que estén enfermos.

Los pupitres se limpian uno por uno antes de que entren los alumnos y están separados con cortinas de plástico transparentes.

Se deben ventilar las aulas; el uso de tapabocas es obligatorio en todo momento, salvo a la hora del almuerzo.

Vietnam

La mayoría de los estudiantes de ciudades como Hánoi y Ho Chi Minh pudieron regresar a clases el 11 de mayo tras el cierre impuesto el 2 de febrero pasado. La reapertura de los centros educativos vietnamitas -con un total de 22 millones de estudiantes-, se produjo en forma escalonada, dependiendo de las decisiones de los gobiernos provinciales.

El Ministerio de Educación vietnamita publicó una serie de directrices para la apertura que incluyen la obligatoriedad, tanto para alumnos como para profesores, de llevar barbijo, tomarse la temperatura antes de entrar en las escuelas y mantener las distancias dentro de las aulas.

Alemania y Austria

En ambas naciones la reapertura de centros escolares se produjo solo para los estudiantes de fin de ciclo primario, los del fin de ciclo secundario, y quienes deban hacer el denominado Abitur, el cual permite el acceso a cualquier universidad europea.

En Alemania los grupos deben ser reducidos – solo 15 alumnos-; solo se dan materias troncales (el resto se dictan de forma virtual), no hay actividades o tareas grupales; y hay estrictas reglas de higiene: al llegar todos deben lavarse las manos por 30 segundos y usar desinfectante.

En el aula, los bancos están ubicados de modo que haya distancia social entre los alumnos y en los recreos no se puede salir al patio. Están prohibidos los juegos, deportes o actividades extracurriculares.

Austria comparte las normas anteriores con la diferencia de que sí es obligatorio usar barbijo tanto dentro como fuera del aula, en los pasillos de la escuela y durante los recreos.

Los países que dieron marcha atrás con la vuelta a clases

Israel

El gobierno de Israel anunció este fin de semana el cierre de un centenar colegios y guarderías tras confirmar más de 300 nuevos casos de coronavirus desde el reinicio de las clases hace tres semanas, por lo que unos 16.000 niños y profesores deberán volver a la cuarentena en sus casas.

Se trata de un total de 110 centros educativos cerrados por el brote de coronavirus desde que se permitió la reapertura el 17 de mayo.

Inglaterra

Los hijos de los trabajadores esenciales y los niños vulnerables nunca dejaron de tener clases pese a la pandemia.

El 1 de junio reabrieron las escuelas para alumnos de preescolar, primer y sexto año. Sin embargo, solo 1 de cada 4 asistió a clase, lo que expuso los temores de docentes, padres y funcionarios ante brotes de coronavirus.

El Gobierno del primer ministro Boris Johnson pretendía que todos los alumnos de primaria regresaran antes del 21 de junio, cuando comienza el verano. Sin embargo, tras el “fracaso” de la reapertura, el ministro de Educación, Gavin Williamson, admitió que se dio marcha atrás con el plan.

Las autoridades escolares alegaron que no hay suficiente espacio en las aulas para cumplir con las normas de distanciamiento social, una de las medidas para evitar la propagación del coronavirus.

En cuanto al secundario, se esperaba que regresen el 15 de junio, pero el Gobierno admitió que no sucederá hasta después de septiembre.

El ministro de Salud, Matt Hancok, dijo que se les pedirá a los padres y tutores que den su consentimiento para que a los alumnos de preescolar, primaria y secundaria se les haga un test de hisopado de coronavirus, junto con sus maestros, como parte de un estudio de control para aumentar la comprensión de las tasas de transmisión dentro de las escuelas.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *