Cambio de genero de docente de Tierra del Fuego

Polémica entre padres con un colegio de gestion privada por el cambio de identidad de género de un docente en Tierra del Fuego.

Segun las primeras informaciones el establecimiento de educación notificó formalmente a todos los padres del cambio de identidad de género del docente, lo que disparó controversias de todo tipo en los grupos de WhatsApp de los padres.

Gabriel es docente de tercer grado y adquirió el cambio de identidad de género pasando a llamarse Ana Victoria, en una historia sin precedentes en las aulas de la ciudad de Río Grande.

Desde el establecimiento comunicaron a los padres un encuentro informativo el próximo lunes 29 a las 15 horas, en una situación excepcional que buscarán abordar de la manera más inclusiva tanto para el docente, como niños y todo el conjunto de la comunidad educativa.

La situación trascendió a partir de grupos de WhatsApp de los padres del establecimiento donde, como todo cambio, generó algunas mínimas resistencias o críticas respecto del cambio para los niños a un mes de concluir el ciclo lectivo.

El límite llegó hace rato

Aunque el aparato publicitario de la Municipalidad se esfuerce en hacernos creer que vivimos en una Ushuaia más linda, más planificada y con más obras; la realidad es que convivimos con un basural a cielo abierto a pocos metros de la entrada de la ciudad. El conocido “relleno sanitario” que tiene como fin la disposición final de la basura: un método que consiste en depositar en el suelo los desechos sólidos para que se esparzan y se compacten reduciéndolos a menor volumen, está colapsado.

Diversos concejales, de distintos colores políticos, han coincidido en manifestar su preocupación ante una situación alarmante para el desarrollo de la ciudad. Y esto es así porque no sólo resulta ser un epicentro de propagación de moscas y chimangos, sino que también representa un verdadero peligro en materia de contaminación y riesgo sanitario. Los principales perjudicados: los barrios lindantes, el entorno natural y la salud de cada uno de los vecinos que habitan y habitarán esta tierra. El relleno sanitario está desbordado, y no se ofrecen más que remedios paliativos a la situación que no hacen más que prolongar el problema. La Municipalidad informó hace tiempo que se avanzará en la ampliación de parcelas dado que el espacio está colapsado. Considerando un ingreso de 120 toneladas diarias de basura, se garantizan al menos 4 años de tratamiento de residuos. ¿Y después? ¿Cuándo empezaremos a hablar de una planificación real? ¿Cuándo nos comprometeremos con las próximas generaciones? Es irónico que, en este contexto, la Municipalidad festeje que Ushuaia haya sido elegida para formar parte del Programa Integrado sobre Ciudades Sustentables de la ONU.

La sustentabilidad está de moda y es un término que nos permite hablar de una administración eficiente y racional de los recursos para mejorar el bienestar de la población actual sin comprometer la calidad de vida de las futuras generaciones. Un concepto ideal, que lejos está de visualizarse en la gestión actual. ¿De qué sustentabilidad estamos hablando si no podemos garantizar un tratamiento adecuado a los residuos de una ciudad con menos de 100 mil habitantes? ¿dónde está la planificación urbana sostenible de esta gestión municipal?

LANATA : Son “Privilegiados” en Tierra del Fuego

El informe de Periodismo Para Todos apuntó a que distintos sectores de la economía mantienen ventajas tributarias que “este año le costaron al Estado $346 mil millones”.

Nuevamente el programa de Jorge Lanata se refirió a la provincia de Tierra del Fuego como una “privilegiada” por su régimen de Promoción Industrial.

“Nosotros en su momento hicimos un programa entero en Tierra del Fuego, por supuesto nos puteó toda Tierra del Fuego, pero Tierra del Fuego en realidad es una armadora, y el producto que hacen es tergorpor para poner las cajas y las cajas llegan de China, lo he visto en las líneas de producción de las fábricas, las minas están con el manualito, arman el equipo X y le ponen Argentina y el manual en Español, esa es toda la industria que se hace”, describió Lanata durante el informe.

Mientras el Gobierno presentará en el Congreso el Presupuesto para el año que viene, que requiere eliminar el déficit primario a través de un ajuste en casi todos los gastos del Estado, algunos sectores mantienen “privilegios” por los cuales pagan menos impuestos que el resto, afirmó el programa de Canal 13.

De acuerdo al informe de Periodismo Para Todos, sumando todos estas ventajas tributarias, las arcas públicas dejaron de recaudar este año $346.000 millones, un monto equivalente a un 70% del recorte que se debatió estas semanas para presentar el proyecto de ley de ingresos y gastos, que implicará, por ejemplo, un fuerte ajuste en la obra pública.

De ese total, una parte corresponde al Poder Judicial, exento del pago del Impuesto a las Ganancias. Si los jueces y empleados judiciales abonaran ese gravamen, el fisco podría obtener ingresos por unos $9.000 millones.

Pero hay otros sectores “privilegiados” respecto al pago de Ganancias, y son las asociaciones inscriptas como cooperativas y mutuales, por las cuales el Estado deja de percibir otros $15.000 millones. Los empleados de empresas privadas en Tierra del Fuego están exentos de abonar Ganancias, y en el resto de la Patagonia, el pago es escalonado, lo que repercute en una pérdida de $3.000 millones de recaudación.

El IVA es otro impuesto con regímenes especiales que perjudican al Estado. Una actividad como la construcción, en particular la destinada a viviendas, pagan la mitad de ese gravamen, un 10,5%. Si no existiera esa prerrogativa, el fisco dispondría de $21.000 millones más.

Las compañías de medicina prepaga tienen un régimen similar, por el cual el Estado pierde otros $16.000 millones. Las escuelas privadas y la compraventa de obras de arte son otras dos actividades que pagan la mitad de IVA.

Según Lanata los programas de promoción industrial, que buscan impulsar determinados sectores puntuales de la industria en ciertos lugares específicos del país, también conllevan ventajas tributarias por las cuales el Estado deja de recaudar.

En ese sentido, el informe de PPT sostiene que no pagan IVA, ni Ganancias, ni derechos de importación y que incluso abonan menos impuestos internos. “Por este tipo de planes, el Estado pierde unos $31.000 millones en el régimen industrial de Tierra del Fuego, $10.000 millones en el de biocombustibles y $1.000 millones en el caso de la industria del software”, afirmó.

Una de las discusiones que tuvieron lugar durante las negociaciones con los gobernadores fue la transferencia de la obligación de afrontar ciertos subsidios desde la Nación hacia los presupuestos provinciales. En ese sentido, unos $25.000 millones pasarán a ser pagados por los gobernadores en concepto de tarifa social eléctrica y $44.000 millones para subsidios al transporte.

TODOS HABLAN DEL FLAN DE CASERO Y YO PIENSO EN EL SALAME FASCISTA.

El griterío de Casero donde habla del flan que reclaman los que se les quemó la casa, que será hit antipopular por un tiempo, es de vieja data.
El secretario de estado del presidente Woodrow Wilson, lanzó la idea de que había que elegir entre producir mantequilla o cañones, con tanto éxito que, prensa mediante, lo retomó Musolini, y en 1936 a quién erróneamente se le suele atribuir la frase, Göring, jefe de la Luftwaffe, y uno de los mas altos jerarcas nazis.
En italiano, vale citarla, la disyuntiva era entre burro o cañoni.
Mas recientemente en nuestro país durante la guerra de Malvinas, la revista Búsqueda, replicó la idea. Una calcomanía pegada en la tapa planteaba la disyuntiva entre producir Pucarás o caramelos.
O sea que el exabructo de Casero no es exabructo, tiene una genealogía cultural que se alimenta en una metáfora desafortunada, para hablar de la maximización de beneficios, y quienes pagan esa decisión. Invierte la carga de la responsabilidad. Durante la guerra, producir cañones y dejar de hacer manteca, solo era escoger entre dos formas de que murieran los hijos del pueblo.
Que lástima que ahora voy a ver Cha.Cha.Cha con sabor amargo.
Y que lástima que tantos lean tan poco y que confundamos la cacofonía con la discusión.

  •  Federico Guillermo Lorenz. Director del Museo de Malvinas ( por concurso), candidato a la dirección del Colegio Nacional de Bs.As.

-II-(Dos)

Y como para abundar, es un ” casi” plagio, si eso es posible, la escena del flan, es una copia de una escena de una película llamada ENVY ( La envidia mata), con Jack Black y Ben Stiller, cuyo trailer se puede apreciar a continuación , de todas maneras, la interpretación de Casero, no está mal.

CONTROL A NUESTROS FUNCIONARIOS

Desde el viernes pasado es noticia en todos los medios fueguinos que la Legislatura Provincial sancionó por unanimidad un proyecto de Ley que obliga a todos los funcionarios del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo de la Provincia a realizarse un examen de detección de drogas. Esta controvertida norma establece que todos los funcionaros deberán realizarse un examen anualmente, consistiendo el mismo en el estudio de dos (2) muestras de orina identificadas para determinar la presencia de sustancias psicoadictivas en los organismos de los funcionarios fueguinos. Este procedimiento podrá ser reemplazado por otros exámenes médicos y/o bioquímicos, en función de su mayor precisión y efectividad; lo cual deja abierta la puerta a la tan conocida rinoscopia. La misma permite estudiar el nivel de daño del tabique nasal producto principalmente por la adicción a la cocaína. En el caso de que el examen diera positivo, el funcionario podrá exigir una contraprueba, dentro de los diez (10) días hábiles siguientes. Si se detecta la presencia de metabólicos de drogas ilegales, se puede llegar a suspender o revocar el mandato del funcionario en cuestión.

¿CÓMO SE REALIZARÁ EL PROCEDIMIENTO?

El anuncio de que todos los funcionarios serán sometidos a análisis toxicológicos abre una pregunta que pocos saben responder con exactitud: ¿cuánto tiempo duran las distintas drogas en el cuerpo humano?

A pesar de que los efectos de una droga o el alcohol pueden desaparecer en pocas horas, es sabido que los residuos de los distintos estupefacientes duran más en el cuerpo, lo que permite estimar que si se trata de un organismo con adicción, la detección será sencilla. Es decir, una persona puede estar completamente libre de efectos de la sustancia en el momento y aún así marcar positivo en una prueba de detección si consume con periodicidad o si ha consumido en los últimos días previos al estudio. Pero como todo, tiene su trampa. Con diuréticos o con el consumo regular de medicamentos, los resultados pueden variar ampliamente. De allí que en el Fútbol, FIFA proceda al “antidoping sorpresa” donde no puede planificarse el consumo de diuréticos que limpien el cuerpo de los futbolistas preparándose ante el momento del análisis en cuestión. Todos tenemos la imagen en nuestra cabeza de Maradona caminando acompañado de la enfermera en el Mundial ’94 minutos previos al control antidoping que daría positivo. Lo mismo podría pasar con nuestros funcionarios: ¿los exámenes se realizarán sorpresivamente? ¿o se planificarán? ¿podrán los servidores públicos tomar las medidas necesarias para que el análisis juegue a su favor? ¿o no tendrán que esconderse de nada

ANTECEDENTES • En 2017, Tucumán aprobó una ley similar a esta de control de drogas para funcionarios jerárquicos. En su momento, tuvo un planteo de inconstitucionalidad que fue rechazado por la Suprema Corte de Justicia. Los funcionarios tucumanos ya participaron al menos una vez de esta prueba. • En el país se hacen controles a las fuerzas de seguridad, pero no a los funcionarios electos o designados. • Mendoza y Chaco tienen proyectos afines pero aún sin ser sancionados. • En 2013, el gobernador de Chubut sorprendió al pedir rinoscopía y análisis de sangre a sus funcionarios como política contra el narcotráfico. Si bien el decreto determinaba que los exámenes fueran voluntarios, los funcionarios del Ejecutivo que decidían no realizarlo quedarían desvinculados de su Gobierno. • En 1997 se debatió en Diputados el proyecto de rinoscopía para quienes aspiren a ocupar cargos públicos, pero no prosperó.

¿SERÁ POSIBLE?

Esta norma establece que el Ministerio de Salud de la Provincia es la autoridad de aplicación. Sin embargo, nos quedan algunos interrogantes sobre el procedimiento: ¿quiénes serán los veedores? ¿será transparente el proceso? ¿podrá la ética profesional médica prevalecer ante la presión del poder político? ¿podremos los ciudadanos confiar en que se trata de un procedimiento serio y no una simple puesta en escena? Y en el caso de detectarse un resultado positivo, ¿cuál será el tratamiento que deberá realizarse el funcionario? ¿se preservará su intimidad y la confidencialidad? Con esta norma también se invita al Poder Judicial y a los Municipios de la Provincia a adherir al control de sus funcionarios. En Rio Grande, el Concejal Paulino Rossi (UCR) impulsa desde hace tiempo un proyecto de similares características que aún no cuenta con el consenso necesario, ¿será ésta la posibilidad para que se impulse la norma? En Ushuaia, Vuoto anunció que enviará también esta propuesta al Concejo Deliberante para que se sancione con fuerza de ordenanza. Sólo resta esperar que se promulguen los proyectos y se materialicen en controles reales a los funcionarios.

EL DÍA DESPUÉS DE LA NIEVE

Este invierno llegó con ganas de hacernos ver ciertas cosas que nos hubiese gustado esconder. Días previos al 21 de junio una gran nevada nos sorprendió – a los vecinos, y a los funcionarios municipales también –. Y junto a las celebraciones de la Fiesta Nacional de la Noche Más Larga, la temporada invernal quedó inaugurada.

}

El famoso #OperativoInvierno inundó las redes sociales con imágenes de máquinas y empleados municipales limpiando calles y veredas públicas. Desde la comodidad de nuestras casas, podíamos pensar que la Municipalidad tenía todo bajo control. Pero cuando parece que la situación está dominada, aparecen nuevos problemas. El #OperativoInvierno, con la limpieza de nieve y hielo propio de la época en Ushuaia, destapó un problema que los fueguinos venimos mirando de reojo sin hacernos cargo: el estado de las calles. En el verano las principales calles de la ciudad – o al menos aquellas a las que el Plan de Recuperación Vial aún no había alcanzado –, estaban decoradas con grandes pozos que los conductores sufríamos si uno de ellos nos agarraba desprevenidos. Tras el paso de la nieve y las máquinas, esos pozos hoy se convirtieron en cráteres. Cráteres que son testimonio fiel de años de obras mal planificadas y de años de abandono municipal.

Además de convertirnos en expertos del ziz zag para esquivar los pozos convertidos en cráteres, también debemos aprender a ver a través de los montículos de nieve que quedan abandonados en las esquinas tras las limpiezas de la calle, que nos sacan toda la visibilidad al momento de movilizarnos por los barrios de la ciudad. Podría pensarse que nada nos viene bien: si limpian porque limpian y si no limpian porque no limpian, pero la realidad es que transitar por las calles de Ushuaia trae siempre aparejado un dolor de cabeza. Más allá del daño que los pozos/cráteres le producen a nuestros vehículos – que con tanto sacrificio costeamos porque son una herramienta de trabajo y de movilidad en una ciudad con un clima tan hostil –, cada impacto que sufrimos o cada montículo de nieve abandonado que nos dificulta la visibilidad y nos pone en riesgo, son una burla al pago de nuestros impuestos como vecinos durante tantos años.

FRACASO ES OTRA COSA: Eliminación de Argentina en Rusia 2018…Fin de ciclo

Se va una generación que llegó a tres finales, una de Copa del Mundo, algo que Argentina no lograba desde 1990, cuando muchos de los que hoy insultan ni siquiera habían nacido. Algunos fueron campeones mundiales sub 20 y olímpicos. Fracaso… fracaso es otra cosa.

Tildar de fracasados a esta generación es parte del verdadero fracaso. De no reconocer contextos, de pedirles que con un título solucionen nuestros problemas personales o como país. De exigirles ser los mejores del mundo cuando quizás nosotros no somos ni los mejores de la cuadra.

Esta generación de futbolistas, aún sin ganar títulos, aún con errores adentro y afuera de la cancha, siempre estuvo muy por encima de la clase dirigente que le tocó. Lo bueno que deja fue “a pesar de”, no con “el respaldo de”, como en cualquier proyecto serio.

Dirigentes involucrados en el FIFA Gate. 38-38. Inferiores que juegan a ganar y no a formar. Selecciones Juveniles decadentes. Papelón en los JJOO. DT’s serios que decidieron irse. Comisión Anormalizadora. Más lobby que ideas. Un torneo de sub 20 y mayores de 33 sin ida y vuelta.

El fútbol es tan generoso que las casualidades te pueden dejar alegrías, pero siempre estarás más cerca del éxito con proyectos serios que con papeles al viento, cargos a la marchanta, micrófonos circenses. Argentina desarrolló una adicción a su mística y eso es venenoso.

Y el camino correcto no pasará solamente por los proyectos, sino por quienes los lleven adelante. Una buena idea en manos de incapaces es apenas un rejuntado de palabras lindas y espejismos. Y algo muy importante: paciencia y atención a las señales. No demandar resultados ayer.

Quizás haya sido el último Mundial de Messi. De ser así, su colección de trofeos no tendrá la Copa del Mundo. Tampoco la conquistaron Di Stéfano o Cruyff. No hará desaparecer su legado. No es todo blanco o negro. Una carrera no se resume a un título específico.

Argentina, salvo Otamendi, no tiene centrales en el Top 20 del Planeta Fútbol, ni laterales en el top 40, ni mediocampistas en el Top 50. La riqueza se acumula en ataque y un equipo no se forma solamente con goleadores de las ligas top.

Lo colectivo es más importante que lo individual. Argentina no tiene un equipo que esté a la altura de sus individualidades, y no tiene un plantel que esté a la altura de lo que puede armar como equipo. Es una frase trillada: debe ser un punto de partida, pero a paso firme.

Las cosas se deben hacer bien, no rápido. Precisión mata velocidad, dentro y fuera de la cancha. Que estemos orgullosos de nuestros jugadores, DT’s, dirigentes, comunicadores e hinchas debe ser el objetivo. Entonces, el resultado favorable será consecuencia y no casualidad. Fin.

Escribió: Juan Pablo Varsky

LA OTRA USHUAIA

“Ushuaia Más Linda” es el eslogan que utiliza nuestro municipio para presentar a la ciudad que habitamos y construimos todos los días. Una especie de etiqueta que se va instalando en el imaginario colectivo de todos y que nos permite vender a la ciudad más austral del mundo como la ciudad perfecta. Una postal sellada con el nuevo “hito urbano” – el cartel ‘Ushuaia’ – recientemente inaugurado en la entrada de la Bahía con el mismo nombre. Pero en esta ciudad perfecta que intentamos imaginar, sabemos que todo es perfectible.

Un claro ejemplo de esto son las imágenes que podemos ver recorriendo algunos barrios en la zona alta de la ciudad, más específicamente en la zona del Escondido y el barrio Kaupen.

Kaupen significa “estar en casa”. Toda una paradoja si uno asocia el concepto de “estar en casa” con el calor del hogar, la comodidad y condiciones dignas de habitar. En la zona de estos barrios, podemos encontrar situaciones que no se adaptan al eslogan municipal.

BASURALES COTIDIANOS

Lo que la nevada tapa, el deshielo lo deja al descubierto. A las orillas de un chorrillo que cruza el Escondido se puede ver un micro basural improvisado, algo característico de zonas urbanas poco controladas o abandonadas. Sin embargo, no se trata de un terreno abandonado, dado que son muchas las familias que viven en este sector de la ciudad. Este micro basural puede ser foco de numerosas infecciones, no sólo para quienes viven alrededor del chorrillo sino también para los vecinos de zonas aledañas. Según la Asociación Argentina de Médicos por el Medio Ambiente, entre las consecuencias posibles de vivir cerca de basura al aire libre por un tiempo sostenido, se encuentran enfermedades digestivas – ante la proliferación de bacterias – y numerosas enfermedades respiratorias y pulmonares. Las condiciones mínimas de salubridad no están garantizadas. El aire que respiramos no estaría siendo tan puro. Tampoco la tierra que pisamos, porque los niños de las casas de la zona muchas veces juegan, sin saberlo, sobre restos de aguas servidas por la falta de cloacas en la zona alta.

NOCHES MUY LARGAS

Para atravesar el barrio al pie de la montaña, hay que caminar por escaleras improvisadas con pallets de madera. Los mismos vecinos han decidido iluminar esos pasadizos con luces de navidad, para tener un poco más de seguridad al momento de salir o regresar a sus hogares. La autogestión vecinal no impide que para muchos sea un verdadero peligro atravesar las escaleras en épocas de nieve y hielo. Si durante el año, el acceso a los servicios básicos es complejo, en época invernal todo se agudiza. Si los caños se congelan, las casas se quedan sin agua potable. Si el garrafero no logra subir, las casas se quedan sin gas. Los hogares que viven a leña, aumentan la presencia de un enemigo silencioso porque la exposición al humo causa irritación en el sistema respiratorio, principalmente en los bronquios. Y ante la falta de alumbrado público, las noches se hacen muy largas, lo que trae aparejado inseguridad y una aparente “tierra de nadie”.

TODO AUMENTA

El costo del gas envasado, esa poderosa herramienta con la que los vecinos sin acceso al gas natural sobrellevan sus días, se triplicó desde 2015 a la fecha. Si bien existe un subsidio por parte del Gobierno, no alcanza. Los 450 kilos subsidiados – es decir que los vecinos acceden a ese total a un menor costo – no alcanzan para la necesidad mensual de una familia. Cada tubo de gas sin subsidio ronda los 300 pesos. Cuentas difíciles de afrontar.

CUANDO EL ESTADO FALLA

Hace poco fue noticia que un incendio en el Barrio Dos Banderas terminó con la vida de un hombre de 40 años porque los bomberos no pudieron llegar a la zona por el mal estado del camino. Fueron los mismos vecinos de alrededores quienes intentaron apagar el fuego sin poder rescatar a la víctima. La autogestión vecinal en este caso no fue exitosa porque es el Estado quien debe asumir las tareas que le corresponde. ¿Qué pasaría si lo mismo sucediera en el Escondido? ¿Qué pasaría si un vecino no puede movilizarse y necesita la asistencia de una ambulancia? ¿Dónde quedan los derechos de estos vecinos a un vida digna, segura y sana?

Los turistas pueden quedar cautivados ante el paisaje y pueden pensar que porque el entorno es tan bello, la vida resultará más fácil. Sin embargo, ante estas imágenes nos damos cuenta que no es sencillo vivir en una postal.

 

¿Es esta la ciudad que queremos? ¿Son estas las condiciones en las que queremos que vivan nuestros hijos, nuestros vecinos?

Todo lo que puede salir mal

En la ciudad de Buenos Aires hay decenas de librerías ocultas, donde el lugar de las novedades lo ocupan los incunables, los volúmenes ajados, las colecciones que ya no se encuentran, las litografías, las tapas de color madera, los ventiladores que andan a media máquina y las sombras. En una de ellas, que ocupa un subsuelo de la calle Florida, se refugia -ese es el verbo- un anciano economista, cuyo placer principal son los juegos de la memoria. Debe ser una de las pocas personas para las cuales internet -‘la internet’ la llama-no fue un aporte a la memoria de los humanos sino su destrucción. Ya nadie recuerda nada, dice, porque todo se puede encontrar en una maquinita.

10399018_10205584487234761_5308544105274351585_n

Dadas las marchas y contramarchas de la economía argentina, los periodistas políticos -y todas las personas sensatas- sabemos que siempre conviene tener a mano a un periodista de economía. He tenido el placer de compartir la amistad de algunos de ellos, de trabajar con varios y de escuchar a menudo a otros. Pero mi debilidad es este hombre al que recurro cada tanto, con la condición de no revelar jamás su identidad, por lo cual puede ocurrir que los datos de contexto de esta nota, sean falsos. A mí me gusta el señor porque tiene experiencia, parece sabio y porque nunca se atreve a hacer pronósticos.

–Yo soy apenas un especialista en detectar todo lo que puede salir mal– bromea siempre, con una sonrisa amable que, tal vez, a un fanático de Harry Potter, le haría recordar al magnífico Albus Dumbledore.

Muchas veces, cuando un Gobierno lanzaba un nuevo plan económico, lo fui a ver. Y nunca falló: siempre encontraba algún párrafo deslumbrante que, en general, servía para demostrar que no hay nada nuevo bajo el sol, que todo vuelve, que la Argentina es un país calesita y que, tal vez, los secretos sobre el futuro, se escondan en los libros de historia, mucho más que en los exagerados, efímeros, interesados ejemplares de los diarios. El sábado pasado no fue le excepción. Aparecí a las tres de la tarde, en medio del insoportable calor posnavideño. Dumbledore estaba tomando limonada mientras leía el eterno ‘La guerra del fin del Mundo’, de Vargas Llosa. Se aliviaba el calor con un viejo ventilador que giraba suave y erraticamente.

–¿Está contento?– me preguntó, apenas me vio.

Me encogí de hombros.

–No, porque ahora parece que todo el mundo está contento. Y uno se siente amargo, al lado de los demás. No es que no lo esté. Pero, vio, yo soy un especialista en ‘todo lo que puede salir mal’. Y me da miedo que tanta ilusión sea proporcional al enojo que venga después. ¿No sería la primera vez, no?
–Depende a quien frecuente– quise aclararle.

Dumbledore, entonces, me sirvió un poco de limonada con jenjibre (hasta él es permeable a las modas). Balbuceé algunas obviedades sobre los comienzos de mandato, donde todo parece novedoso, fresco, los medios apoyan casi sin fisuras, y se percibe una suave esperanza en que, finalmente, las cosas se enderecen.

El sonrió, comprensivo, tal vez resignado.

Bebió su vaso y fue al grano.

–Sabía que vendría. Tengo algo para usted.

Entonces acomodó una escalera bien a la izquierda de un pasillo lleno de estantes, se trepó con una habilidad que sobrevivía a otros achaques, apoyó el índice derecho sobre un libro finito, que se inclinó dócil hacia afuera. El hombre lo miró con la suficiencia de quien da en el blanco en el primer intento. Bajó de la escalera, se colocó unos viejísimos lentes marrones y se puso a hojearlo sin decir nada, ni un ‘ajá’, hasta que diez minutos después, sonrío: “Acá está lo que buscaba. Página 148”. Tomó un lápiz Faber y subrayó un párrafo.
Me lo alcanzó.

Me pidió que lo leyera en voz alta.

Le hice caso.

“La necesidad de una industrialización mejor encarada que la peronista era subrayada vigorosamente. Solo mediante ella la Argentina escaparía al destino común de los países de economía colonial. Pero, para lograr ese objetivo de largo plazo, se proponía aumentar nuestra disponibilidad de capitales, acreciendo las exportaciones agrícolo ganaderas. Una redistribución de ingresos nacionales de signo opuesto a la realizada por el peronismo era entonces indispensable para estimular al sector rural. Esa redistribución debía ser lograda mediante una reforma del complicado sistema de cambios y retenciones heredado del peronismo. Si la perspectiva era, entonces, la de una Argentina industrializada, ocupaba el plano más inmediato, el retorno temporario al predominio de la Argentina rural”.

Cerré el libro, impresionado. “¡Está hablando del plan de Macri!”. Miré, por primera vez, la tapa. El autor era Tulio Halperín Donghi, tal vez el más indiscutido de los historiadores argentinos, el texto era de 1995 y se llamaba ‘Argentina en el callejón’.

–No es el plan de Macri, es el de Raúl Presbich -dijo-¿No le da ganas de ver quiénes pretendían aplicar ese plan?

No necesitaba hacerlo, porque era obvio, pero le di el gusto. Se trataba de la idea económica que guió a la Revolución Libertadora, es decir, la dictadura que derrocó a Juan Domingo Perón.
–A mis amigos kirchneristas les va a encantar el dato-—le dije.

–¿Los tiene aún?

–Y, es gente complicada. Tengo menos y en menor intensidad, pero tengo.

–Lo felicito. A ellos les encantan esas comparaciones, que tal es como Hitler, que tal es como Mahoma, que tal es como Perón, que tal es como Martinez de Hoz. Por suerte, esas cosas no retumban en este sótano fuera del tiempo.

–¿Y usted?
–¿Yo qué?
–¿Qué piensa?¿Por qué esa idea fracasó?¿Puede triunfar ahora?¿Es un pretexto para que los ricos sean más ricos y los pobres sean más pobres, o tiene cierta lógica?

Dumbledore lanzó una risa. –Tienen razón los que lo acusan a usted de ser un poco kirchnerista. Relájese.
–No entiendo.

–Yo no tengo respuesta para todas esas preguntas, pero puedo decirle algunas cosas que pienso.
Y, entonces, arrancó con un imprevisto párrafo largo. “Una de las cosas que más me impactaron del período que acaba de terminar es el poco conocimiento que tenían de los elementos más básicos de la historia económica peronista. El modelo de industrialización de los 50 se agota en 1952 cuando se pierde la autonomía energética y, por lo tanto, el país se queda sin dólares. Es increíble que 60 años después haya pasado exactamente lo mismo”.

–Lo hablamos ya -lo interrumpí, solo por interrumpir.

–Sí, claro, pero no salgo de mi asombro. ¿No conocían lo que podía pasar? ¿Lo conocían y se creían invencibles?

–¿Tal vez un poco de cada cosa, no?

Dumbledore continuó. “Si yo fuera presidente, me pondría a leer la historia de ese fracaso, el del 55. Se pueden encontrar muchas excusas: que la situación política era distinta, que tuvieron que entregar el poder rápido, que era un gobierno sin legitimidad democrática, que él es más genial que sus antecesores, que Perón desestabilizaba desde afuera, que estaba la guerra fría, que los militares ya no existen. Pero hay algo de la lógica de esa misma idea que no funcionó. Por ejemplo, la inflación fue muy difícil de bajar. Y algo hay que hacer con los sindicatos. No se cual es su opinión, pero para mí es una suerte que existan. Por ahora susurran, ya gritarán. Después están los ricos. Festejan, se abrazan, aplauden. Se ubican en los puestos claves. Esa idea de que los ejecutivos van a controlar a las empresas de las que vienen es medio rara. No se olvide que hay mucha gente mirándolos sin mucho cariño. Y además está el problema de siempre: el tipo de cambio necesario para el desarrollo es socialmente inaceptable. Ese problema nos hace rebotar contra el piso y contra el techo desde hace setenta años. Parece que no está, pero luego aparece y, cuando aparece, ya es tarde”.

Era tarde ya y me tenía que ir.

–Es pesimista, entonces -quise cerrar.

–De ninguna manera. Yo me dedico a ver todo lo que puede fallar. Pero estoy dispuesto a sorprenderme. ¿O a usted nunca lo sorprendió este país?

–Sí, pero más para mal.

–Pero, a veces, para bien.

–Por lo menos, me dio un buen párrafo.

–Yo no soy quien, pero si me habilita, le doy un consejo: no lo escriba. No tiene sentido. Son momentos de buena onda. Nadie va a querer leerlo. No se meta en problemas.

Le prometí no hacerlo y me fui. Qué más da. Pero era un buen párrafo, de verdad. Y un buen párrafo no se encuentra demasiado a menudo.

ERNESTO TENEMBAUM-29 dic.2015-Opinión

LA PROVINCIA EXTRACHICA DE BERTONE

Mientras el gobierno de Rosana Bertone se espanta porque en la página 5 del diario de la 44° edición de la FERIA DEL LIBRO aparece incompleto un mapa de la República Argentina al no figurar el archipiélago malvinero, por otro lado, el propio Ejecutivo Provincial promociona la reunión del G.-20, indicando que la provincia es únicamente la isla grande de Tierra del Fuego y que su superficie abarca un espacio de 21.263 km2. Descartando que en su jurisdicción exista las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, de los espacios marítimos del Atlántico Sur y la Antártida.
El dato tomado ni siquiera refleja la información oficial del Instituto Geográfico Nacional, quien expresa que el sector argentino de la Isla Grande de Tierra del Fuego tiene una real superficie de 21.571 km2 y no los 21.263 km2 como erróneamente difunde Google. Desconociendo, ignorando o despreciando además que, conforme lo indica el mismo Instituto la superficie de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur tiene una superficie de 1.002.445 km2.
Sumado a ello, la publicidad institucional hace referencia como principales recursos exportables, la producción electrónica y la pesca, olvidándose absolutamente del gas que es el sostén de los ingresos corrientes de la Provincia y de los recursos financieros con que cuenta este y los anteriores gobiernos.
Para rematar, el propio G-20 promociona a Ushuaia como sede y al Canal Beagle como atractivo, con una foto de Antártida.

https://www.g20.org/es/g20-argentina/mapa-reuniones/tierra-del-fuego

Guzmán D.