Pablo Blanco sobre Jorge Martín.”Sería el candidato ideal nuestro para gobernador o para intendente”

La opinión de él es muy importante, independientemente si participa como candidato o no,es muy importante, no solamente para nuestro espacio, para la UCR, o la Unión Cívica Radical dentro de CAMBIEMOS, sino que es una opinión muy importante para toda la actividad no solamente política de la provincia.
Ojalá tuviera ganas de participar(…), sería el candidato ideal nuestro para …o para gobernador o para intendente de Río Grande.
A mi no me cabe ninguna duda que Jorge Martín es alguien muy importante en la política de Tierra del Fuego.

Toloza M-FMSUR.RG-

Audio nota completa en .  http://archivosonoro.com.ar/wordpress/?p=14792

Gobierno no eliminará los beneficios por zonas en las asignaciones familiares

El Gobierno dio marcha atrás con la eliminación de los beneficios por zonas en las asignaciones familiares. La decisión fue confirmada por el Ministerio de Trabajo y la ANSeS, luego de que intendentes, legisladores y dirigentes partidarios de Cambiemos de las provincias afectadas insistieran esta tarde con sus reclamos en la Casa Rosada. La medida quedará suspendida y dentro de unas semanas será presentada una nueva propuesta, contaron a Clarín fuentes al tanto de la determinación.

El decreto que generó cuestionamientos incluso dentro del oficialismo equiparaba el valor de las asignaciones familiares de todo el país, por lo que los trabajadores registrados en Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y departamentos de Catamarca, Jujuy y Salta pasaban a cobrar por hijo la mitad o menos: de entre $3.155 y $3.407 a $1.578. También afectaba a las provincias de Río Negro, Neuquén, La Pampa y zonas de Formosa, Mendoza y Buenos Aires. En total, más de 400 mil chicos.

La medida iba a comenzar a regir en septiembre, pero el Gobierno presentará otra propuesta. El freno se conoció luego de que Marcos Peña -jefe de Gabinete-, Rogelio Frigerio -ministro del Interior- y su segundo, Sebastián García de Luca, recibieran en la Casa Rosada a intendentes y legisladores de Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro y La Pampa. “Lo vamos a revisar y a decidir luego de discutirlo nuevamente. En algunas provincias tiene efecto neutro y en otras pensaremos otros mecanismos”, dijo a Clarín un funcionario al término de la reunión, en el primer piso de Balcarce 50.

Del decreto 702/2018 se mantendrá el resto de las modificaciones: el piso del salario para acceder a las asignaciones familiares pasará de $200 a $2.816 y el techo bajará de $94.786 a $83.917 para el ingreso del grupo familiar o de $41.959 de uno de sus integrantes e incluirá las sumas no remunerativas. Se trató de la primeramedida de recorte en el área social -unos $5000 millones-, pese a que el Gobierno había asegurado que la contención de los sectores más vulnerables quedaba al margen de la reducción del déficit acordada con el FMI.

Fuente; Clarín

Timing perfecto: le da aire la Justicia a Cambiemos y redirige las miradas de la crisis política

El timing de los fallos de la Justicia no son casuales. Algunas causas, cajoneadas durante algunas semanas, reaparecen en el centro de escena para golpear en el momento justo. Y así ocurrió hoy con una resolución judicial que pone tras las rejas a Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De Vido, ex funcionarios y un grupo de empresarios.

Los jueces federales argentinos despertaron todos a la vez para poder escapar del tsunami amarillo que se avecinaba. Lejos de correr y refugiarse, los magistrados tomaron sus tablas y decidieron surfear la ola que arrasaba a la oposición que supo ser oficialismo por doce años.

Julio de Vido y el reformismo permanente


El 24 de octubre, dos días después de que el presidente Mauricio Macri ratificara y acentuara lo conseguido en 2015, el ejecutivo nacional llamó al consenso y anunció una reunión con opositores no tan opositores, empresarios y gremios para acordar las pautas del camino de la reformismo permanente que protagonizan la agenda del fin de año. Luego de evitar aquella palabra a toda costa durante las campañas políticas, las urnas le allanaron el camino para dar vuelta el discurso. De la “no reforma” sugerida hasta entonces, el Presidente sentenció: “Argentina no tiene que tenerle miedo a las reformas, porque representa la posibilidad de crecer” y así anunció el camino que el GPS del 22 de octubre trazó.

El nuevo eje de la Rosada despertó críticas en la oposición, algunos gobernadores y, por supuesto, los gremios -que previeron en aquellas palabras un nuevo intento de flexibilización-. Sin embargo, en medio de los cuestionamiento al Gobierno por esperar los resultados del 22 para mostrar su camino, ahí estuvo la Justicia para desviar las miradas: el 28 de septiembre pidió el desafuero del ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido y, en una sesión express de los congresistas, quedó detenido el 25 de octubre por una causa de sobreprecios que hoy avanza con la lentitud que siempre caracterizó al Poder Judicial.

Reforma tributaria y enriquecimiento de Boudou


El primer boceto de reforma tributaria vio la luz del sol el 11 de noviembre (proyecto que Cambiemos oficializó varios días más tarde). Las primas lecturas provocaron varios cuestionamientos: quita de financiamiento a los deportistas olímpicos, suba desmesurada para las bebidas azucaradas frente a otros bienes sustitutos, y baja de impuestos a los autos de alta gama sin modificar a los de baja y media.

Sin embargo, otra vez la Justicia actuó con una velocidad extraordinaria. El tres de diciembre detuvieron a Amado Boudou por enriquecimiento ilícito en un operativo que se llevó todas las miradas: en pijama, despeinado y vencido, el ex vicepresidente realizó un book de fotos junto a los policías que más tarde lo llevarían tras las rejas. La detención mediática monopolizó la agenda y dejó atrás las discusiones tributarias.

Inflación y memorándum


Los primeros días de noviembre, Cambiemos sufrió un duro golpe: las consultoras privadas anticiparon una inflación superior a los dos puntos -algunas a tres- de inflación para el mes de diciembre. En promedio se trataría de la cuarta inflación más alta del año -cuya explicación yace en un nuevo aumento de los combustibles-. El modelo del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, volvió a ponerse en jaque y su política de aumentar la tasa de interés parecía obsoleta.

Pero el guardavidas del gobierno volvió a aparecer. El 7 de noviembre, el juez federal Claudio Bonadio dio un golpe durísimo a la oposición como su última jugada previa al retiro: detuvo al ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zanini y pidió el desafuero (y la posterior detención) de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner (quien durante dos años podría haber ido presa pero se solicitó su detención días después de su jura como senadora). De esta manera, los aumentos sostenidos de la tasa de interés y la inflación anual que superaba ampliamente la meta del Central quedaron relegadas por la firma de un memorándum cuya investigación sigue trabada.

Cacerolazos, recorte a jubilados y la caída de Cristóbal


Las manifestaciones que provocaron el levantamiento de la sesión de la reforma previsional del oficialismo, continuaron el lunes en el nuevo debate -bono compensatorio de por medio- que se produjo el lunes. La ciudad de Buenos Aires -capitalizada en la plaza del Congreso- fue el escenario de piedrazos, represiones, balas de goma, gases pimienta y un cacerolazo histórico en la madrugada del martes.

Con el proyecto aprobado y los focus group del oficialismo evaluando el saldo político de sumar 80 mil millones de pesos a la billetera presupuestaria, la Justicia, en manos del juez Julian Ercolini, ordenó la detención de los empresarios ligados al kirchnerismo Cristóbal López -quien está prófugo- y Fabián de Sousa. ¿Podrán desviar nuevamente las miradas de los reclamos al camino de reforma permanente?

La tormenta y la detención de Baratta

En medio de la crisis que atraviesa el Gobierno y ante la amenaza de Cristina Fernández a Macri en las encuestas, el juez Claudio Bonadio puso tras las rejas nuevamente a Roberto Baratta, el hombre fuerte de Julio De Vido durante la gestión kirchnerista. También fueron detenidos Gerardo Ferreyra, dueño de Electroingeniería, una de las firmas que más creció durante el kirchnerismo y de Javier Sánchez Caballero, quien fuera gerente general de IECSA, la empresa constructora que perteneció a la familia del presidente Mauricio Macri.

En este caso, Cambiemos consigue un poco de aire para evitar todas las miradas y las principales portadas por la crisis política arrastrada por los números de la inflación, el desempleo y la merma en la actividad económica.

Fuente: ElCanciller-

“Esto empezó en 2013 y es lavado de dinero, no tengo dudas”

Usted militó por el PRO primero (2009, 2011 y 2013) y luego en Cambiemos en 2015. ¿Qué opina del escándalo de los aportantes? 

Samuel Bondarczuk: Esto empezó antes del 2015, empezó en 2013. Nosotros estábamos haciendo campaña en Castelar Sur, en Morón, y había muchos recursos. Mucha plata. Se repartían muchas cosas a la gente. Nunca me pregunté de dónde venía el dinero. Fui un poco ingenuo. Trabajé hasta 2015, después en 2017 ya no porque vi cosas raras en el municipio de Morón. Discutí y denuncié cosas internas. Eso no le gustó al intendente (Ramiro Tagliaferro). Me echaron del municipio en octubre de 2017. Creo que hay que averiguar hasta el fondo lo que pasó con los aportantes. Puedo hablar de Morón, que es lo que conozco. Hay que investigar a fondo. No alcanza a decir con que van a bancarizar, hay que averiguar qué pasó en 2013, 2015 y 2017. Yo veo lavado, otra cosa no veo.

APU: ¿Usted sigue apoyando a Macri y Vidal? ¿Cuánto afecta la credibilidad de Cambiemos?

SB: Afecta, sin dudas. Pero sigo apoyandolos a los dos. Me refiero mucho a Morón: Tagliaferro es un desastre. Se reunió de gente muy fea, de mafiosos. Apoyo a Cambiemos en la estructura principal, no en Morón donde la corrupción se comió todo.

APU: ¿Vidal podía no saber?

SB: No creo que supiera de todo esto. Me parece que no debió echar a Fernanda Inza hasta que no se averiguara a fondo. Si encontrás a alguien robando, echalo. Pero no lo sabés. No conozco a Inza y no creo que supiera lo que pasara en los diferentes municipios. Acá en Morón hay mucha corrupción. Fui muy ingenuo, lo acepto. Nosotros teníamos mucha plata, muchas cosas para la campaña. Era mucho. Aparezco como aportante de 16 mil pesos cuando no puse un peso. Perdí plata en las campañas.

APU: Usted separa a Tagliaferro de Vidal, cuando fueron matrimonio y una pareja política hasta hace muy poco tiempo. Insisto: ¿Vidal tampoco sabía sobre los supuestos vínculos mafiosos de Tagliaferro que usted describe?

SB: Tagliaferro estuvo en el PRO desde el comienzo. Después empezó a trabajar solo, consiguiendo por su lado los recursos. No creo que Vidal estuviera informada. Sí, lo sabe ahora, porque yo les informé por mail a ella y a Macri. No pueden decir que no saben ahora porque están informados.

APU: Habla de graves casos de corrupción en Morón: ¿En qué temas?

SB: Trabajé en 2016 en un programa de relevamiento de barrios en Castelar Sur. Después pasé a la Inspección General, porque querían gente honesta. Me lo ofrecieron varias veces y finalmente acepté. Trabajé con Pablo López, que es un director que fue excelente. Un hombre muy honesto. Inspeccionábamos bares, boliches, restauranes. Trabajamos muy bien, haciendo cumplir las ordenanzas del municipio. Una vez fuimos a inspeccionar el boliche Maná y lo clausuramos porque no cumplía con las ordenanzas. El dueño decía que era amigo de Ramiro Tagliaferro y de su hermano Leandro. Lo clausurábamos y luego lo abrían. Eso hizo que le quitaran el apoyo a López y se fue. Uno de los que presionó fue Diego Llaneza, que le maneja la plata a Tagliaferro y no puede hacerlo porque tiene una causa en Quilmes, que está cajoneada.

Después, vino un director que nos dijo: a Pilar de Rocha no vayan, a los quioscos de Castelar Sur tampoco. En esos quioscos se vendía alcohol a los menores las 24 horas al día. Entonces dejé de ser inspector porque no tenía razón de ser. El máximo referente y amigo de Tagliaferro, Hugo Arbel, cobraba coimas. Fue director de Inspección, después fue Jefe de Gabinete y ahora está en Servicios. Eran los enemigos de la sociedad. No tenía nada que hacer ahí. En octubre de 2017 me echaron sin causa. Eso lo que sé, imaginate las cosas que desconozco.

APU: ¿Qué piensa hacer políticamente ahora?

SB: Voy a seguir apoyando a Macri y Vidal donde me toque. En Morón no creo que haga nada localmente, por supuesto que no voy a apoyar a Taglaferro por todo lo que te conté. Si aparece algo que me interese y tenga que ver con mis convicciones lo evaluaré.

Fuente: APU-Enrique de la Calle

El Gobierno de Mauricio Macri aumentó la estructuctura del Estado según informe CIPPEC

La administración de Mauricio Macri aumentó el tamaño de la estructura del Poder Ejecutivo y multiplicó los nombramientos discrecionales de funcionarios, que ahora están menos capacitados para los cargos que ocupan, según lo reveló el informe “GPS del Estado”, elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). “El Estado argentino está expandiendo sus fronteras de funcionamiento desde 2003. Con el gobierno de Cambiemos, el crecimiento de la estructura del sector público a nivel nacional se sostuvo”, explicó el reporte, que se realizó en base a información del Boletín Oficial y Base Integral de Empleo Público. Por un lado, la Argentina tiene uno de los gabinetes más grandes de América Latina, con 21 ministerios -en 2015 había 17 carteras-, por sobre Uruguay, México, Colombia y Perú, entre otros países. El aumento de Ministerios derivó en una expansión de la estructuras en los niveles de secretarías y Subsecretarías que “provocaron un incremento del orden del 25% en el universo de cargos políticos entre 2015 y 2017”, según se indicó. En 2015, en tanto, había 65 secretarios de Estado y en marzo de 2018 ese número ascendió a 113. Las subsecretarías, en cambio, se redujeron de 165 a 131, mientras que los directores nacionales pasaron de 291 a 313.

Ajuste en el Estado: oficializan el recorte de cargos en ministerios

De acuerdo a los datos analizados por CIPPEC, durante la gestión de Mauricio Macri, “los avances en la gestión del rendimiento y desarrollo del empleo público han sido pocos”.”Las capacidades del personal organizacional y en particular de la Alta Dirección Pública son decisivos para superar los desafíos de coordinar una estructura estatal más grande, pero el panorama del espacio directivo trazado entre los años 2015 y 2017 muestra mayores continuidades que cambios”, destacaron al respecto los especialistas. En particular, se indicó que “la evidencia muestra que hay un deterioro en el espacio directivo”. “En este sentido, la modalidad de ocupación del espacio directivo es discrecional y tiene un componente altamente político: en 2017 solo el 2% de los directivos públicos se encontraban designados bajo la modalidad de planta permanente, mientras que en 2015 alcanzaba el 6%”, sostuvieron los creadores del documento. Asimismo, se informó que “el porcentaje de directivos públicos que cumplía con los requisitos exigidos por la norma para al acceso a cargos jerárquicos se redujo de 32% a 18% entre 2015 y 2017”. De igual modo, el informe “GPS del Estado” subrayó que “en 2015 el 72% del total de personas que componían la Alta Dirección Pública eran profesionales y en 2017 esta participación cayó al 66%”. “La reducción en el número de profesionales en el espacio directivo y el menor cumplimiento de requisitos da cuenta de que se acentuaron los criterios de confianza o gestión por competencias políticas”, se informó. Además, el informe reveló que hay una “elevada rotación de los directores” que “obstaculiza la efectividad gubernamental”. En esa misma línea, sostuvieron que “el 25% de los directivos públicos que se encontraban designados en 2016 fueron reemplazados de sus cargos en 2017. Más aún, a fines de 2017 solo el 9% del total de directivos públicos continuaba en su cargo”, se indicó. “Esto afecta la capacidad que tiene el espacio directivo para actuar como la memoria institucional de la administración y, al mismo tiempo, interrumpe el proceso de aprendizaje organizacional dentro de la órbita estatal”, agrega el informe.

Fuente : www.perfil.com

La nueva manta corta tensa las alianzas y nubla las ideas en Cambiemos

Anoche, voceros del Ministerio de Hacienda dijeron aBAE Negocios que aguardaban la publicación del reporte “para las próximas horas” y que todo se mantenía “en los plazos normales”. Desde el cuartel general de la calle 19 de Washington DC, no obstante, voceros del organismo habían asegurado el 21 de junio este diario que el material se difundiría a la semana siguiente. Transcurrido ese lapso dijeron no tener precisiones respecto de la fecha. Ayer optaron directamente por ignorar los llamados y mensajes de whatsapp con la misma inquietud.

Tal como se publicó en esta columna la semana pasada, el ruido en la línea lo produjeron los vertiginosos vaivenes que el mercado impuso al Gobierno durante el último mes y el despido con causa de Federico Sturzenegger, uno de los firmantes del acuerdo. Dado que uno de los objetivos del programa es impedir cualquier futura asistencia del Banco Central al Tesoro y aislar las cuentas de uno de las del otro, su reemplazo por el exministro de Finanzas Luis Caputo no colaboró con la imagen de independencia que exige el Fondo. La noticia de que ningún senador peronista prestará su indispensable aval a la designación de Caputo al menos hasta cuando se discuta el Presupuesto, en septiembre, tampoco ayudó a calmar las aguas en Washington.

La geopolítica, más piadosa en este caso que la matemática de Wall Street, está del lado de Macri. Dos ex representantes argentinos ante el FMI bajo distintas administraciones coincidieron ante este diario en que los gobiernos del G-7 están dispuestos a inclinar en favor suyo la balanza en el directorio, donde ejercen férreamente su mayoría accionaria. Incluso aunque tengan que empezar a conceder “waivers” (perdones) en la primera revisión de las metas, lo harían con tal de que la gestión de Cambiemos no colapse bajo el peso de sus propios errores y del agravamiento de los desequilibrios heredados del kirchnerismo. Al fin y al cabo, siguen viendo en él un dique viviente contra los populismos que perciben acechantes tras victorias como la de Andrés Manuel López Obrador en México.

Esa voluntad política de respaldo a Macri, no obstante, se pondrá a prueba cada tres meses, con cada misión que aterrice en Buenos Aires para revisar el programa. Y ahí aparecerá la restricción sobre la que abrió fuego (cada vez menos amigo) Carlos Melconian, quien avisó esta semana que “con el Fondo no alcanza”. Uno de los ex representantes argentinos ante el FMI consultados por este diario coincidió con él crudamente: “El Fondo no es un banco. Es muy cándido creer que tenemos las necesidades financieras cubiertas para 2019 por tener un programa con ellos. Lo que te promete el Fondo es que si cumplís con las condicionalidades, va a haber desembolsos. Pero si no, no se hacen. Y como cada revisión tiene que ser aprobada por directorio, cada vez que haya una reunión de directorio va a haber volatilidad en el mercado porque va a haber quienes apuesten a que se corta el chorro”, graficó.

Dos eventualidades amenazan con irritar al directorio y empezar a frenar los desembolsos. Por un lado, los incumplimientos como el que ya detectaron en la meta de inflación para este año (era del 27% con un techo del 32% cuando se firmó el pacto y ahora supera el 30%) ofuscan a directores influyentes como el fiscalista alemán Steffen Meyer, cuya jefa Angela Merkel no tuvo empacho en imponer ajustes draconianos a Grecia durante años. Por otro, las protestas de multinacionales que se sientan afectadas si Macri empieza a aplazar sus promesas de devolverles rentabilidad, como las petroleras, las contratistas o las distribuidoras de energía, también pueden meter la cola. Es la pesada herencia de Juanjo Aranguren para su sucesor, Javier Iguacel, quien en apenas una semana de gestión debió ponerle la cara a dos subas de combustibles.

Chivos expiatorios

Tras la sangría de apoyos que sufrió en lo que va de 2018 y ante la ingrata tarea de ajustar como nunca durante el año en que se juega su continuidad, el Gobierno activó todos sus radares para señalar culpables extramuros. La actriz que más le rindió en ese papel, Cristina Kirchner, se mantiene en un silencio perturbador, como si siguiera el refrán que repite siempre José de Mendiguren: “Si el rival se está equivocando, no lo interrumpas”. Se sumó a su voto de silencio el expectante Sergio Massa, quien ante sus íntimos admite que lo mejor sería una PASO unificada donde se dirima el candidato opositor entre todos los peronistas. La peor pesadilla de Marcos Peña, el mago de los tres tercios.

Los que se titilaron en esos radares fueron los Eskenazi, dueños del grupo Petersen, el nuevo blanco corporativo que eligió la tropa del devaluado Peña tras la guerra subterránea que emprendió sin grandes consecuencias contra el zar de los aeropuertos, Eduardo Eurnekian. “Los santacruceños Eskenazi se quedaron con el 25% de YPF sin poner un peso (entre 2008 y 2011) y después hicieron juicio cuando se estatizó el control de la empresa (2012). Y después vendieron el juicio. Ganaron dos veces, sin hacer nada, contra un Estado bobo (o peor)”, tuiteó el miércoles desde la Casa Rosada el coordinador de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa.

El juicio en cuestión, que lleva adelante el fondo buitre Bruford en Estados Unidos, no fue iniciado ni vendido por los Eskenazi. La sentencia que obtuvieron los buitres tras haberle comprado el juicio al síndico español que administró la quiebra de la filial ibérica de Petersen Energía, además de provisoria y apelable ante la Corte Suprema de ese país, todavía requiere que los demandantes prueben haber sido perjudicados económicamente por la decisión del Congreso de expropiar el 51% y no el 100% de YPF. También les costará probar que no se trató de un ejercicio soberano del Congreso, que los tribunales norteamericanos no pueden juzgar. Pero más allá de los reparos que pueda generar la opaca “argentinización” coordinada entre los Kirchner y los Eskenazi, lo que quedó claro es que el Gobierno prefiere perder otros 3.000 millones de dólares de los contribuyentes en un juicio aún ganable antes que seguir drenando votos por la ausencia de un enemigo al que endosarle los propios yerros.

¿Nadie le llamó la atención al coordinador de Comunicación Estratégica sobre lo peligroso de utilizar un gentilicio para sugerir complicidad en un ilícito? ¿Para qué habrá destacado que los Eskenazi son “santacruceños”, cuando el patriarca Enrique nació en Santa Fe y todos sus hijos son porteños? ¿No sería igual de injusto si alguien apuntara a la sobrerrepresentación de los nacidos y criados en San Isidro en el plantel de funcionarios de Cambiemos, lista a la que contribuye el propio Iglesias Illa? ¿No será hora de que los funcionarios dejen de tuitear y se pongan a gobernar?

Enamorarse del relato expone al poder a esos dobleces, como comprobó amargamente el gobierno anterior. El relato “M”, por ejemplo, hizo un dogma de la rebaja de las retenciones a la exportación de granos, intocable incluso después de una devaluación del 50%. Macri no cedió siquiera ante la evidencia de que, sin retenciones, la harina de trigo se encareció el 60% en un semestre. Son climas de época: así como hasta el menemismo la evasión estaba peor vista que la corrupción, eso después cambió al punto que hoy, auge de las offshore mediante, el evasor es visto casi como un objetor de conciencia del pago de impuestos.

Tanques

La explosión del plan económico oficial también disparó una crisis en las usinas de pensamiento del macrismo. La eyección del Banco Central de varios economistas de la Universidad Di Tella que habían llegado con Sturzenegger, por caso, detonó un tenso debate en esa prestigiosa casa de altos estudios. Allí empiezan a alzarse voces que alertan sobre el riesgo reputacional de haber quedado tan asociadas a la gestión Cambiemos. Economistas como Andrés Neumeyer, quien finalmente renunció a su cargo en el Central tras varios amagues, enfrenta resistencia para volver a su puesto académico. No lo ayuda el rencor con que muchos colegas miran a todo el equipo de Economía, al que acusan de haber jugado a dos puntas entre el gobierno y la universidad. Tampoco la ultraortodoxia que agitan sus profesores más cercanos, como Juan Pablo Nicolini y Juan José Cruces.

No es el único “think tank” oficialista en ebullición. La Fundación Pensar quedó completamente desdibujada y el programa “Argentina 2030” perdió la poca presencia que había tenido en el debate público bajo la batuta de Eduardo Levy Yeyati. El CIPPEC, por su parte, que le aportó a Cambiemos cuadros de la talla de Nicolás Ducoté, Fernando Straface o Miguel Braun, evitó pronunciarse explícitamente sobre la legalización del aborto para no echar nafta al fuego de la dura interna oficial desatada en torno al proyecto. El centro de estudios, donde hizo sus primeras armas como voluntario un jovencísimo Marcos Peña, es la ONG con mejor financiamiento del país. Con la mitad de su presupuesto, por citar un ejemplo, el CELS logró en solo seis meses mucha mayor influencia en el debate público y fijó mojones palpables como que se declare inconstitucional un decreto contra los inmigrantes o que se juzgue a los responsables del asesinato de 33 presos en 2005 en el penal de Magdalena.

Alejandro Bercovich-BAE-Panorama semanal

Aportantes truchos de Cambiemos: “Es una maniobra delictiva” dijo Stolbizer

La denuncia sobre supuestos aportantes truchos a la campaña de Cambiemos en provincia de Buenos Aires sigue generando controversias. Ahora, la líder del GEN, Margarita Stolbizer, se refirió a la causa iniciada a partir de un informe periodístico que mostró cómo más de 800 personas figuraban como aportantes de la última campaña del oficialismo en territorio bonaerense, sin saberlo. “Esto no es un error, es una maniobra delictiva”, sentenció la exdiputada nacional. “Se ponen como aportantes de campañas a la lista entera de los que fueron candidatos a concejales. Hay distritos enteros en que los candidatos a concejales titulares ponían $50.000, los suplentes $25.000 y los consejeros escolares $30.000”, expresó Stolbizer sobre los mecanismos y los alcances de la denuncia. “El otro caso, más grave por supuesto, es la cantidad de personas que figuran como aportantes y que no pueden serlo porque apenas viven de un plan social. Muchas de estas personas ya han desconocido el aporte”, amplió en declaraciones a Radio Mitre. Esta semana, el juez federal Sebastián Casanello citó a los primeros testigos que aparecen como supuestos aportantes falsos en las legislativas de 2017. Las personas citadas, en su mayoría beneficiarios de planes sociales, aparecen como aportantes para la campaña de Esteban Bullrich, Gladys González, Graciela Ocaña y Héctor ‘Toty’ Flores, aunque, según aseguran, nunca lo hicieron. “Les robaron la identidad para afiliarlos al PRO primero y después para aportar a la campaña. Aparentemente se utilizaron la base de datos de ANSES para lograr estas afiliaciones”, dijo la ex candidata presidencial y recalcó: “Esto no es un error, es una maniobra delictiva”. Hace días, la gobernadora María Eugenia Vidal buscó restarle importancia a la investigación y aseguró: “Es una denuncia del kirchnerismo y no importan de quién venga porque nos presentaremos y presentaremos todos los papeles”. “Lo que es más importante es que la ley de financiamiento de partidos políticos tiene lagunas y deficiencias y por eso queremos que haya una nueva ley que contemple que los aportes sean bancarizados, así no queda ninguna duda sobre quién aportó y quién no, así tenemos las cuentas claras”, agregó, en diálogo con periodistas de General Villegas. Ante esto , Stolbizer expresó que “la gobernadora descalificó la denuncia porque dice que es del kirchnerismo. Y el kirchnerismo hacía lo mismo, desconocía las denuncias porque decía que era de la oposición”. Y concluyó: “Los que llegaron en el nuevo gobierno hacen las mismas que en el anterior, y los que estaban se escandalizan por las mismas cosas que ellos hacían”. La investigación fue iniciada de oficio a fines de junio por el fiscal Jorge Di Lello, tras la difusión por parte del portal El Destape de una investigación que demostraría la existencia de aportantes truchos de Cambiemos en las últimas elecciones. La causa  podría trasladarse en los próximos días a la justicia federal de la provincia de Buenos Aires.  Además de la causa de Di Lello, en la justicia Federal de Comodoro Py está la denuncia presentada por la agrupación La Alameda, tras conocerse el informe, que recayó por sorteo en el juzgado a cargo de Casanello y la fiscalía de Carlos Stornelli.

F: Perfil.com

UCR COMITÉ NACIONAL a Carrió “Los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente”

Comunicado completo de la UCR Nacional:

Somos un partido político nacional, soberano en sus decisiones y democrático hacia adentro. No un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico.

La frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición. Los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente.

Por nuestro compromiso con la coalición Cambiemos, de la cual somos fundadores, y por el futuro de la Argentina, le pedimos a Elisa Carrió que se abstenga de continuar con esta serie de declaraciones desafortunadas, que lamentablemente ya se han vuelto una costumbre suya.

La respuesta no puede ser “ya sabemos cómo es Carrió”. La respuesta es respetar, de una buena vez, a los socios de la coalición de gobierno que ella pretende destruir.

Que nos diga Carrió, realmente, cuánto aporta hoy a Cambiemos y a las políticas del Gobierno Nacional. Seguramente sea menos que las propinas que deja.

“Que la UCR se haga cargo” dijo Alfonsín sobre los dichos de Carrió

El rol del radicalismo dentro de la alianza Cambiemos se encuentra disminuido si se tiene en cuenta los lugares de poder que ocupan los dirigentes de la UCR y que el Gobierno hace oídos sordos a los reclamos de su socio político. A esto se suma, el sincericidio de la tercera pata de la coalición de gobierno, Elisa Carrió quien advirtió que a los radicales los manejan como quieren.

Al respecto, el referente radical Ricardo Alfonsín responsabilizó a la conducción del Comité radical a nivel nacional debido a las declaraciones de la diputada nacional oficialista ya que cuestionó que el radicalismo “tiene que hacerse cargo y marcar la diferencia” dentro de Cambiemos.

“Carrió se referirá a la conducción nacional porque el radicalismo es muy horizontal y democrático, entonces, no se puede hablar de control sobre la UCR. Que responda Cornejo si se deja manejar y que aclare por qué dicen esto”, disparó el dirigente político en comunicación con El Destape.

Aclaró: “Por mi parte, no me siento controlado por nadie, ni por el partido ni por Cambiemos. He tenido una actitud autónoma desde que se celebró el acuerdo en Gualeguaychú porque mi postura no fue comprendida. Además, no necesito demostrar que no me controla nadie”.

Asimismo, Alfonsín advirtió que “frente a los problemas económicos y sociales que existen, las declaraciones de Carrió son irrelevantes”, por lo cual, instó a que “hay que empezar a resolver los problemas y hay que comenzar a evitarlos a partir de un acuerdo con las fuerzas políticas” y le exigió al Gobierno nacional que “postergue las discusiones electorales”.

“Tienen que abandonar la actitud binaria y populista de que en lo viejo y en lo nuevo está Cerrartodo lo bueno”, arremetió.

El exabrupto de Carrió llega en un momento donde el radicalismo ha levantado la cabeza frente al Ejecutivo nacional debido a las decisiones políticas que ha tomado, como fue el tarifazo. No obstante, Alfonsín chicaneó a la conducción nacional radical y lanzó: “¿Cuándo le exigieron al Gobierno?”.

“Ojalá sea así porque varios sectores lo venimos reclamando y dentro del radicalismo no hemos sido comprendidos. Yo lo he dicho varias veces que en vez de poner tanta pasión en la defensa de los lugares, pusiéramos esa pasión en la defensa de las ideas”, aseveró el referente de la Unión Cívica Radical y bregó por que “el radicalismo se haga cargo de sus diferencias y que dejen de aparentar que coinciden con todo lo que se ha hecho”.

En ese sentido, el dirigente político quitó el foco en Carrió y cargó con todo contra la conducción nacional del radicalismo. “No puedo responsabilizar al PRO de que haga por nosotros lo que no hacemos nosotros por nosotros mismo”, disparó y cuestionó que “pareciera que la UCRA no tuviera ninguna diferencia en Cambiemos cuando es la responsabilidad del partido marcar las diferencias con el PRO”.

“Las conducciones tienen la responsabilidad de conducir, no solo tienen que ocupar lugares importantes sino que pudieron haber hecho algo pero en su lugar, decidieron callar. Parece que la conducción formal del Partido, su manera de contribuir con Cambiemos es actuar de manera acrítica”, sentenció.

ElDestape-

Carrió ninguneó a la UCR: “Van a hacer lo que digamos, los manejamos de afuera”

Tras las polémicas declaraciones en las que le pidió a la clase media dar “más propinas”, la diputada tuvo otra chicana. Esta vez fue para los miembros de la UCR.
Tras la polémica que desató sus dichos en los que le pedía a la clase media que de “más propinas” como solución a la crisis económica. Carrió volvió a tener otro exabrupto pero esta vez fue contra los radicales. Lo hizo en el cierre del Foro Anual de Consejo Empresario en Entre Ríos.

Duras declaraciones

“Los radicales van a hacer lo que nosotros les digamos” dijo la diputada en relación a los miembros de la UCR.
Carrió hizo estas declaraciones acompañada del diputado radical Atilio Benedetti, con quien se rió en la cara cuando hizo estos comentarios contra la UCR. Agregó socarronamente que “al final, los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera, ¡es divino! El castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”, dijo riéndose.

AM990-Formosa