El país, Política

Aunque cae en las encuestas, Macri tiene un escenario de reelección por el voto antiperonista

La reforma previsional, los tarifazos y la corrida cambiaria golpearon la imagen de Mauricio Macri a los niveles más bajos desde que es presidente, pero aún no hay encuesta que permita aventurar una segura derrota en la presidencial de 2019.

Un sondeo en la provincia de Buenos Aires de Circuitos, la consultora de Pablo Roma, muestra el deterioro del jefe de Estado: su gestión tiene sólo 10% de imagen muy buena y 20 buena; y pasa los 50% entre los que la ven mala y muy mala.

Más de la mitad de los bonaerenses rechaza la gestión de Macri, pero Cambiemos sigue siendo el espacio de político con mayor cantidad de seguidores.

¿Cuál es el vaso medio lleno? Que a la hora de elegir un espacio político el 31.4 elige a Cambiemos, el 28.8% a Cristina Kirchner y el peronismo dialoguista, con Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey como referentes, no llegan a 10% de identificación.

Casi 20% no se representa con ninguno y se descuenta que una parte de eso irá para el oficialismo, que así tendría dos chances de reelegir con Macri en un mano a mano con Cristina: Llegar a 40 y superarla por 10% o ir a una segunda vuelta y jugar todo o nada a la grieta.

“El Gobierno depende más de lo que haga que de sus rivales y logra sobrevivir sin grandes iniciativas”, sostuvo el filósofo Marcos Novaro en diálogo con LPO y señaló que una sola posición no peronista sólo puede perder ante una propuesta que contagie y nadie alejado del PJ podrá evitar ser oficialista.

“La marcha del viernes es peor para que festeje el Gobierno, porque los personajes y el tema le suman a Macri. Cambiemos es un polo que aprendió a convivir en diferentes vertientes, como antes hacía el peronismo”, agregó Novaro.

Otro antecedente esperanzador es la elección 2003, el peor momento del antiperonismo por el fracaso de Fernando de la Rúa, pero que aun así reunió a 35 puntos con candidatos refractarios al PJ de ese entonces, como fueron Lilita Carrió y Ricardo López Murphy.

Es decir se trata de una constante importante de la política nacional, que tiene alrededor de un 30 por ciento de sus votantes que aún en las situaciones más críticas no elige una opción peronista. Macri hasta ahora logró que le surja una candidatura alternativa que le dispute ese electorado -como podría ser Martín Lousteau- y acaso por eso como refleja la encuesta de Circuitos mantiene adhesiones que no perforan el piso de los 30 puntos, una base posible para seguir pensando en la reelección.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *