Destacadas, Policiales, Ushuaia

Una joven de Ushuaia denunció a su padrastro por abuso sexual y golpizas

Una joven de 22 años, oriunda de Ushuaia, denunció públicamente haber sido abusada por su padrastro durante más de 10 años de su vida.

La víctima, identificada como Daiana Perez, decidió primero exponer su caso en su cuenta de Facebook y luego dio a la prensa un pormenorizado detalle de su denuncia pública pidiendo a la Justicia mayor celeridad.

Según consta en sus denuncias, su padrastro -quien empezó en el ex IPAUSS como personal de limpieza y fue subiendo de cargo hasta ser el director de administración de la caja de previsión-, comenzó a abusarla desde que ella tenía 5 años tanto en su ámbito de trabajo como en su propia vivienda cuando su madre no estaba.

En ese sentido, la joven reveló: “Mi mamá no sabía de esto. En enero yo hice la denuncia y en febrero, cuando tuve que hacer la ratificación, le conté. En principio me dijo que no lo podía creer pero que me apoyaba y que me admiraba por mi fuerza y por poder hablarlo. Me dijo que se iba a separar, pero unas semanas después me entero de que se seguía viendo con él”.

Respecto de la decisión de recurrir a la Justicia la víctima contó que primero se dirigió a la Secretaría de la Mujer: “Las chicas me ayudaron y me acompañaron a la Fiscalía a denunciar. En febrero ratifiqué la denuncia y se tomaron todas las declaraciones, pero desde que hice la denuncia, la ratificación y los peritajes psicológicos nunca más me volvieron a llamar. Estoy a la espera de lo que dice el juez y si vamos a un juicio penal o no”.

Además de los abusos sexuales reiterados, la joven denunció también haber sido víctima de violencia física en reiteradas ocasiones en las que el abusador le pegó con un cinturón y hasta con un palo de madera.

Finalmente, la joven reveló por qué finalmente hizo pública su denuncia y explicó: “Me costó mucho poner todo en palabras pero pude hacerlo y ojalá esto sirva para que muchas chicas puedan hablar, porque es algo que pasa”.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *