Policiales

Rio Grande: Policías confundieron tiros con un cano de escape

Dos jóvenes que se movilizaban en un automóvil Volkswagen modelo Senda, dominio WDJ 617, fueron detenidos tras una persecución por todo el centro de la ciudad de Rio Grande, luego de esquivar tres controles perseguidos por Gendarmería Nacional y a la que se sumo personal de las comisarias Primera y Segunda.

El hecho que dio origen a la persecución, fue luego de varios llamados donde se indicaba que desde el vehículo se realizaban detonaciones de arma de fuego.

 

Después de varios minutos de persecución los dos ocupantes del rodado lograron ser detenidos en calle Sarmiento al 2000, donde los ocupantes estacionaron el vehículo y descendieron.

Rápidamente una importante cantidad de efectivos rodearon a los sujetos, montándose en el lugar un importante operativo de las fuerzas de seguridad.

Luego de ser reducidos y constatándose que se encontraban en estado de ebriedad y procedió a buscar el arma de fuego y las vainas tanto en la requisa personal de los detenidos como en el interior del vehículo.

Para sorpresa de todos los efectivos en el interior del vehículo no había, ni arma de fuego, ni vainas servidas.

Un familiar de los jóvenes fue el encargado de despejar las dudas, al afirmar que el vehículo realizaba un ruido en el caño de escape que podría confundirse con el sonido de un disparo de un arma de fuego y era provocado por el motor fuera de punto, el ruido que se escuchaba era cuando dejaban de acelerar.

Así fue como se resolvió el hecho luego de una persecución por toda la ciudad y con varios móviles involucrados y un importante operativo que termino siendo el ruido de un caño escape.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *