Policiales, Provincia

Seis Policías separados de la fuerza por corrupcion de menores

Seis policías de la provincia fueron separados de la fuerza al estar implicados en caso de “grooming” en la ciudad de Ushuaia. La investigación comenzó a partir de uno de los tantos pedidos de paradero que se hicieron sobre una menor de 14 años con reiterados problemas familiares. El sumario empezó con un efectivo y luego condujo a cinco uniformados más, que ya fueron pasados a situación de “pasiva”, mientras avanza la investigación judicial.

Los efectivos policiales separados de la fuerza son un oficial ayudante, un cabo y cuatro agentes, todos de Ushuaia; salvo un agente que revestía funciones en la comisaría Tercera de Río Grande.

Todos mantenían entre sí un punto en común que los relacionaba, y era una amistad o haber sido compañeros de promoción del hermano de la menor, quien también es efectivo policial.

La chica de 14 años es una joven con múltiples episodios problemáticos que la han llevado a numerosos pedidos de paradero e intervenciones de la comisaría de Familia y Género, a partir de lo cual era conocida en la fuerza ante varias búsquedas que se han realizado.

A finales del año pasado en uno de esos paraderos, la investigación demostró que al menos un efectivo policial de la comisaría Tercera de Ushuaia, conocía el paradero de la menor, por lo que allí la institución policial inició un sumario investigativo.

La investigación fue avanzando y llegó a determinar que al menos tres efectivos tenían relación sistemática con la menor, mediante el uso del celular y redes sociales, con comportamientos impropios de un integrante de la fuerza.

Allí fue que se inició la primera de tres causas judiciales, que permitió mediante órdenes judiciales comenzar a incautar celulares y computadoras, tanto a la menor como a los efectivos supuestamente involucrados.

Todo terminó en un total de seis efectivos policiales vinculados a esta práctica con la misma menor, mediante chats y conversaciones impropias de un funcionario de la ley, en vinculación directa con una menor de 14 años.

La situación concluyó con tres causas judiciales en la Justicia de Ushuaia, por los delitos de grooming y corrupción de menores, y una severa medida disciplinaria dentro de la fuerza como fue el pase a situación de “pasiva” a los seis uniformados, próximos a ser desvinculados de la institución.

Un suicidio vinculado en el caso: La investigación hasta el momento no logró determinar que alguno de los efectivos policiales haya mantenido relaciones sexuales con la menor, lo que no se desprende del contenido de los peritajes efectuados en los celulares, así como tampoco en la declaración de la menor que fue poco colaboradora en la investigación.

En esa reticencia la menor tampoco reconoció una relación sentimental que habría mantenido con un efectivo policial, al cual se habría logrado vincular en la investigación a partir de los peritajes telefónicos, el cual era un agente de 28 años que se quitó la vida con su arma reglamentaria en enero pasado.

Las reales circunstancias de aquella trágica determinación nunca quedaron aclaradas del todo, pero en el marco de la presente causa habría trascendido que el joven recibió un comentario de que la chica estaría embarazada y podría ser denunciado por ello.

Hasta el momento no se conoció la identidad de los seis policías involucrados.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *