Provinciales

“Necesitamos un Estado fuerte que acompañe estos contextos de crisis”, pidió Victoria Vuoto

En una entrevista al programa televisivo Código TDF, la legisladora Victoria Vuoto se refirió a cómo la pandemia modificó las formas de trabajo desde el bloque legislativo que integra, a las demandas de la comunidad en un contexto de pandemia y crisis financiera y a sus experiencias profesionales durante su paso por el Ejecutivo Municipal, y actualmente por el Poder Legislativo,

“La pandemia vino a trastocar la dinámica que teníamos, había que dar ejemplo en los cuidados, evitar que se junte gente, seguir los protocolos; la pandemia nos quitó el territorio como lo conocíamos, pero la creatividad también nos hizo explorar otras herramientas de trabajo donde usamos mucho la virtualidad”, reflexionó Vuoto. 

En tal sentido, la legisladora acentuó que desde el bloque que integra en la Legislatura “trabajamos en foros virtuales para elaborar proyectos de ley, tuvimos que ser muy creativos para mantener el contacto con la gente, sobre todo en el aislamiento más estricto”.

Sobre los primeros meses de pandemia a nivel mundial indico que, en ese periodo, “la Argentina ya venía de una situación compleja, el último semestre de 2019, los hogares en situación de pobreza alcanzan el 26% y de indigencia el 7%; hubo pobreza e indigencia creciente donde la pandemia vino a golpear fuertemente”.

Sin embargo, pese a ese contexto destacó el “valor de solidaridad que nos demostró muchas acciones solidarias para acompañar a quienes más lo necesitaban”, a través de “organizaciones comunitarias que para comprar insumos para adultos mayores”.

La legisladora opinó que en situaciones trascendentales, “el rol del Estado es muy importante, el Gobierno nacional tomó medidas económicas que ayudaron a los sectores más golpeados, las medidas del gobierno reforzaron el sitema sanitario y la economía, mediante programas de sostenimiento del empleo y trabajo y de los REPRO 1 y 2”, menciono. 

Consultada sobre su rol como parlamentaria que la llevó a recorrer el territorio para estar en contacto con la comunidad, explicó que en las distintas etapas de la pandemia “fue variando ese trabajo, en la primera etapa implementamos mecanismos de asistencia alimentaria y sanitaria para pacientes COVID19 que estaban aislados y armamos un equipo solidario que asistía demandas”.

“Hicimos la Campaña Tejiendo Lazos, con centros de jubilados, clubes deportivos, sindicatos, y realizamos cuadernos didácticos y abrigos, entre otras cosas para promover otro tipo de actividades. Entregamos 1800 kits en Río Grande, Tolhun y Ushuaia, y llegamos hasta Almanza”.

Para la legisladora “fue una campaña que unificó las expresiones solidarias, fue una experiencia maravillosa, además de dar respuesta a necesidad inmediata”, por lo que se lanzará la segunda edición de Tejiendo Lazos. 

Sobre las necesidades de la comunidad, especificó que “hay mucho desempleo, inflación, cuestiones vinculadas a alquileres, a la falta de viviendas, son elementos comunes a todos los países”. 

No obstante, evaluó como positivo el avance del plan de vacunación que se viene desarrollando en Argentina, dado que “permite recuperar la economía progresiva y paulatinamente. Es importante vacunarnos para cuidar la salud y la vida de seres queridos y para recuperar la economía y los puestos de trabajo”.

Consultada sobre las medidas adoptadas desde su función como legisladora, apuntó como una de las más importantes, “la ley del progreso que trabajamos los cinco bloques políticos de la Legislatura y generamos grandes consensos para que el Ejecutivo acompañe al sector privado de la provincia; necesitamos un Estado fuerte y acompañando estos contextos de crisis”.

La legisladora también se refirió a la Ley Rocha “pensada para pacientes infantiles y jóvenes que atraviesan el cáncer con un programa integral de acompañamiento, como a su grupo familiar, trabajamos con padres, madres y fundaciones, profesionales de reconocida trayectoria, porque en nuestra provincia si miramos los últimos 10 años, el 100% tuvieron que ser derivados a Buenos Aires para realizar tratamiento y eso implica que la familia quede dividida, con tratamientos que pueden durar un año”.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *