YPF aumenta el precio de sus combustibles un 2,5%

 A partir de las cero horas de este 23 de noviembre, YPF realizará un aumento de combustibles del 2,5% promedio a nivel país.

Según la compañía, el aumento obedece a la decisión de ir recortando brechas entre Capital Federal y el resto de las provincias. El aumento promedio en CABA es de 2,9%.

El 18 de septiembre y el 18 de octubre, YPF había subido los combustibles también 3,5% promedio.

Se espera que Shell, Axion y Puma apliquen un ajuste similar en los surtidores en las próximas horas.

Además del ajuste de septiembre y octubre, YPF había aumentado 4,5% en agosto.

Así, en lo que va del año la petrolera subió cuatro veces los precios, con un acumulado de alrededor del 16%.

El gobierno anunció un aumento del 5% para todos los jubilados y pensionados

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y la titular de la Ansés, Fernanda Raverta, anunciaron este miércoles un aumento del 5% para los haberes jubilatorios y asignaciones en diciembre, por lo que la jubilación mínima quedará en los $19.035 y el año culminará con un incremento del 35,5%.

El aumento alcanzará, en total, a 7,1 millones de jubilados y pensionados y a 8,8 millones de jóvenes que reciben asignaciones universales.

“Hemos tomado la medida del aumento del 5% para las jubilaciones. Esto le da un incremento a las jubilaciones mínimas del 35,3% en lo que va del año. De este modo el 75% de los beneficios previsionales le ganan a la inflación”, aseguró Cafiero esta tarde durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

“Estamos recomponiendo las perdidas de los haberes jubilatorios que se arrastraban desde 2018 y 2019 que, en términos reales, fueron del 19% con la fórmula del gobierno anterior”, agregó el Jefe de Gabinete.

Este será el último aumento por decreto que se dicta sobre los haberes jubilatorios antes del tratamiento del proyecto de ley de Movilidad Jubilatoria que el Gobierno enviará en los próximos días al Congreso y que establece una nueva fórmula de ajuste de jubilaciones.

En ese sentido, Cafiero afirmó que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, está terminando de definir el proyecto y que “posiblemente en los próximos días, tal vez la semana próxima” sea enviado para su tratamiento.

“El ministro de Trabajo tiene que terminar de perfeccionar el proyecto para que dé inicio al debate legislativo. Las modificaciones son producto de un gran consenso y debate en la comisión, donde hubo más de 16 reuniones de 18 expertos”, señaló Cafiero.

“Tenemos mucha expectativa que el tratamiento parlamentario sea rápido y en poder ya en marzo actualizar los haberes con un índice que le permita a los jubilados y jubiladas tener certeza de lo que va a pasar en el futuro”, afirmó la directora de la Ansés.

Por último, Raverta dijo que, “con el aumento anunciado, más el medio aguinaldo, la gran mayoría de los jubilados y pensionados van a estar cobrando unos $28.500” en diciembre.

La nueva propuesta de movilidad previsional que impulsa el Gobierno prevé un ajuste semestral que se determinará a través de una fórmula que incluirá, en partes iguales, la evolución de los salarios y la recaudación impositiva.

Esta fórmula tiene como antecedente la establecida por la Ley 26.417, vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017, con ajustes jubilatorios en marzo y septiembre y sus elementos constitutivos básicos: los salarios y la recaudación.

Aumento para empleados de Comercio: $4 mil, más $2 mil al básico y bono de $5 mil hasta marzo 2021

El Centro de Empleados de Comercio (CEC) de Río Grande y la Cámara de Comercio firmaron el acuerdo salarial de similares características al acuerdo rubricado entre FAECyS y las Cámaras nacionales del sector.

El acuerdo paritario ratifica el acuerdo nacional de $4.000 más $2.000 al básico en los sueldos de setiembre, además, se agrega un monto de $5.000 no remunerativo para los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2020; y enero, febrero y marzo de 2021.

Además, se agrega el acuerdo regional de $1.200 para los meses de setiembre y octubre; y de $3.660 para los meses de noviembre y diciembre de 2020, y enero, febrero y marzo de 2021.

Por la entidad sindical firmaron el acuerdo el Secretario General, Eusebio Barrios; y el Secretario de Finanzas Germán Gorostarzu. Por la Cámara de Comercio los hicieron Diego Navarro y  Marilina Henninger.

Fuente: Gremiales del Sur

Con ofertas y sorteos, más de 80 feriantes y comercios abren una ‘Feria Virtual’ en Río Grande

Desde este sábado 7 se lanzará oficialemente la primera ‘Feria Virtual’ de Río Grande, en la que más de 80 feriantes y 20 comercios de Río Grande podrán ofrecer sus productos y servicios vía web, acordando así el pago online y la entrega de productos a domicilio.

La iniciativa, que cuenta con apoyo del Municipio y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego UNTDF), estará disponible desde las 0 horas de este sábado en https://feriantesenred.org/ y en su lanzamiento habrá ofertas especiales en distintos rubros como carnicerías, verdulerías, pollerías, heladerías, dietéticas, artículos de limpieza, productos y artesanías regionales, entre otros.

Desde el Municipio informaron además que por la apertura de la Feria “habrá importantes sorteos y sorpresas”, señalando que “para acceder a los sorteos y las ofertas, la condición será que los vecinos y vecinas recorran la plataforma y conozcan la amplia gama de productos que ofrecen nuestros productores, artesanos y comerciantes locales”.

Alrededor de 180 empresas se suman por primera vez al Cybermonday para incrementar sus ventas

Alrrededor de 180 empresas y comercios se sumarán por primera vez esta año a la acción promocional de ventas por comercio electrónico Cybermonday, con la expectativa de dar un salto en su facturación y volumen de venta, después de haber logrado mantener activos sus negocios en medio de las medidas de aislamiento dispuestas por la pandemia de coronavirus.

La edición 2020 del Cybermonday -organizada por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE)- comenzará este lunes y se extenderá hasta el miércoles 4 de noviembre inclusive.

Los nuevos actores que saldrán a ofrecer productos y servicios corresponden -en líneas generales- a los rubros indumentaria, comidas y decoración.

En base a la información suministrada por la CACE, en total serán 179 las empresas y comercios que participarán por primera vez del Cybermonday.

Esta nueva edición tendrá como novedad que los productos o servicios con precio base superior al que tenían hasta el 19 de octubre pasado “no participarán” de la oferta oficial del Cybermonday.

Las más de 800 empresas que participarán este año de la acción promocional ya están al tanto de la decisión, en la que los organizadores bajarán de la propuesta a aquellos productos que bajo el logo del Cybermonday presenten un precio base diferente al que tenían publicado el 19 de octubre.

Entre los nuevos comercios y empresas que los consumidores encontrarán en esta edición se encuentran la firma Eat Box, un emprendimiento de catering que “cuando apareció la Covid-19 veníamos de la temporada baja, listos para arrancar el año”, pero “la pandemia detuvo todo el negocio y se cancelaron todos los eventos”, contó a Télam Tommy Perlberger, uno de los dos fundadores de la marca.

“El negocio cayó al 0% de un día para otro y la facturación no existía más; nuestra mayor preocupación fue cómo mantener al personal y los proveedores y cómo íbamos a sobrepasar este momento”, agregó el socio fundador, Josie Bridge, tras indicar que la empresa recibió la ayuda del Estado a través del programa de Asistencia de Trabajo y Producción (ATP).

La situación generada por la pandemia “nos decidió a cambiar un poco el negocio histórico que era catering de eventos corporativos y sociales, y armar ‘boxes’ de comida”, iniciativa con la cual crearon su tienda virtual en la plataforma Tienda Nube.

En este caso hasta la pandemia aceleró la implementación de un formato que fuera viable para el comercio electrónico, que ya venían discutiendo los socios un año atrás.

Otra empresa que debuta en el Cybermonday 2020 es la firma de decoración Binah Deco. Esta empresa a diferencia Eat Box antes de la aparición de la Covid ya venía “apostando fuerte al canal online, pero la pandemia nos permitió dar un salto en el volumen de ventas y el gran desafío que tenemos hoy es seguir mejorando este canal”, dijo a Télam la fundadora del emprendimiento, Natalia Hamui.

Esta firma tiene la tienda en la misma plataforma hace tres años y la habilitó al mismo tiempo que los locales físicos porque “siempre consideramos el negocio offline y online como un todo”.

La decisión de participar por primera vez del Cybermonday radica en que ven que en estas acciones hay “alta demanda de tráfico y ventas” lo que “constituye una oportunidad para hacer descuentos importantes en toda la tienda” e instalar más la marca.

Hamui contó también que “en el primer mes de pandemia vendimos 8 veces las transacciones de un mes tipo de prepandemia”, y que invirtieron en ese marco invirtieron en la interfaz de aplicaciones “para automatizar procesos e integraciones por el volumen de productos que vendemos”.

Otra empresa que participa este año por primera vez es Honky Tonk, dedicada al rubro indumentaria.

“En el Hot Sale vendimos mucho más de lo esperado, con un ticket promedio muy bueno por encima de lo que fue la media de todo ese evento. Esperamos que en este Cybermonday podamos mantener el ticket promedio, e incluso apuntamos a un crecimiento en la cantidad de pedidos de un 30%”, dijo a Télam el responsable de comercio electrónico de la firma, Fernando Giles.

En este caso la decisión de apostar al comercio electrónico ya estaba tomada aún antes de la pandemia.

“La facturación creció 1.200%”, comparada con meses previos a marzo pasado, dijo Giles, quien remarcó que “el ecommerce es algo sólido para nosotros como empresa, por eso seguimos apuntalando nuestra dedicación a ese canal de venta”.

Respecto de las inversiones a causa del canal electrónico, indicó que “invertimos en gente capacitada en el área de logística, cosa que no teníamos antes de la pandemia, con la idea de seguir creciendo no solo por la situación y contexto actual, sino porque creemos que es una tendencia que llegó para quedarse”.

“Estamos preparados a nivel equipo con más profesionalidad, con más gente en el depósito, profesionales de diseño web, recursos humanos para los equipos de redes sociales, comunicación y atención al cliente”, afirmó Giles para agregar que “también estamos haciendo una buena inversión en todo lo que es publicidad”.

La Anonima pretende despedir a 100 empleados en TDF por baja en ventas

La Anónima planteó al Centro de Empleados de Comercio la necesidad de despedir 100 trabajadores, en las sucursales de Tierra del Fuego, a razón de 60 en Río Grande y 40 en Ushuaia. El gerente zonal habría pedido que el mismo sindicato converse con los trabajadores para llegar a algún tipo de arreglo. 
El secretario general Eusebio Barrios aseguró que no van a aceptar las condiciones y recordó que hasta diciembre no pueden despedir y, de hacerlo, deben pagar la doble indemnización. Dijo que el argumento del gerente zonal es la baja en las ventas y “los cuatro años de pérdidas” que llevan acumulados. 
En primer lugar indicó que en estos días intentan avanzar con el acuerdo paritario. “Todavía no cerramos, venimos hace varios días sin ponernos de acuerdo. Ofrecen pagar lo que ofreció el gobierno, los 4 mil o 6 mil pesos irían al básico, no quieren poner el complemento regional, y se niegan a pagar más allá de los 5 mil pesos del bono. Nosotros estamos peleando por el complemento regional, que es el 61% para los 6 mil pesos, pero la cámara está muy dura, las empresas no han trabajado este año, hay muchas pérdidas y no venden. Es la realidad, porque hoy el perjuicio es para el empleador y el empleado. Pero los empresarios ven sus bolsillos y no el de los empleados, que han estado suspendidos, a algunos les han pagado solamente el ATP y no cobraron otra cosa. No tenemos denuncias pero sabemos que existe. En los lugares que tienen dos o tres empleados lo han hecho y sabemos que esto pasa”, denunció. 
Amenaza de despidos: Ante los datos del INDEC, que marcan una baja del 6% en la recaudación de los supermercados, se le consultó sobre la situación local, y dijo que “La Anónima estaría analizando una reducción de personal con el argumento de que no pueden cubrir los costos. Me está llamando el gerente zonal de La Anónima, me dice que la empresa está mal, que no está vendiendo lo que tiene que vender, y que hace más de cuatro años vienen perdiendo plata. Nos dicen que tienen que reducir personal en Río Grande. Pretenden reducir 60 personas en Río Grande y unas 40 en Ushuaia, ofrecen congelar los sueldos, siempre atacando al trabajador. La Anónima no da nada, solamente dicen que están perdiendo plata y no llegamos a ningún acuerdo, porque todo va en contra del trabajador”, criticó. 
“Nosotros creemos que están asustando a la gente, nos piden a nosotros que hablemos con los empleados para ver si alguno quiere arreglar, pero el sindicato no va a salir a hablar con la gente para que vayan a arreglar con La Anónima, porque no le conviene ni al empleado ni al gremio que la gente se vaya. Estamos tratando de llevar adelante esto, pero no llegamos a ningún acuerdo”, manifestó. 
Recordó que “hasta diciembre no pueden despedir y aparte tienen que pagar la doble indemnización. También nos ofrecieron congelar una parte del sueldo, quisieron bajar la zona, siempre quitando algo al empleado y tratando de perjudicarlo. No hablamos de reducción de horarios, porque hoy están trabajando con un 60% de los empleados y dicen que hay muchos contagios de COVID, gente que está aislada, así que no ofrecieron reducción de horarios”. 
Estimó que en Río Grande la cadena tiene “alrededor de 250 empleados, contando Tolhuin. En Ushuaia no sé porque lo maneja otro gremio. Carrefour hasta ahora viene trabajando en forma normal, no nos han llamado para nada, solamente La Anónima, que es el que tiene más cantidad de personal. En Carrefour debe haber 130 personas en los dos locales, en Maxiconsumo y Diarco andan en las 60 personas, y tampoco hay inconvenientes”, concluyó.

A partir de enero aumentarán los impuestos a los celulares fabricados en Tierra del Fuego

Los Impuestos Internos que pesan sobre celulares y otros electrónicos pasarán del 7% al 17%, en general, y del 0% al 6,55% para los producidos en Tierra del Fuego si el proyecto de Ley de Presupuesto 2021 se aprueba tal como quedó redactado en el dictamen de comisión de la Cámara de Diputados. La suba de impuestos es resultado de un giro incluido en el proyecto que abandona el cronograma de reducción gradual decidido durante el Gobierno de Mauricio Macri y que hubiera eliminado esas imposiciones para 2024. La medida aumenta los costos de importar productos tecnológicos, tanto de consumo como los que se utilizan con fines productivos o educativos, al tiempo que protege a la producción de la provincia patagónica. 

El artículo 111° del dictamen firmado la semana pasada en Diputados establece el cambio de la Ley de Impuestos Internos. “Están alcanzados con la tasa del diecisiete por ciento (17%) los bienes que se clasifican en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur que se indican en la planilla anexa a este artículo”, dice el texto. El texto vigente establece esa alícuota en el 7%.

Mientras tanto, el nuevo texto establece que “cuando los referidos bienes sean fabricados por empresas beneficiarias del régimen de la ley 19.640 -N. de la R.: el régimen de promoción de Tierra del Fuego-, siempre que acrediten origen en el Área Aduanera Especial creada por esta última ley, la alícuota será equivalente al treinta y ocho coma cincuenta y tres por ciento (38,53%) de la alícuota general”, es decir, una alícuota del 6,55%. En la actualidad la alícuota para bienes producidos en Tierra del Fuego es cero.

Los bienes alcanzados por la alícuota son celulares, monitores, proyectores, ciertos aparatos de aire acondicionado, receptores de radiodifusión, dentro de una larga lista. Las computadoras y notebooks no están afectadas. Pero el principal impacto es sobre los teléfonos, que se han transformado en un bien esencial en todas las clases sociales y más aún en un contexto de pandemia.

“Lo que tenés es una gran contradicción, porque los Impuestos Internos tienen su origen en los bienes suntuarios y termina siendo un impuesto porque sí. Se aplica a champagnes, embarcaciones y, en su momento, celulares porque eran una novedad para unos pocos. Hace rato ya que no es un bien suntuario, agravado porque hace poco el decreto 690 se llenó de considerandos que explican lo importante que es el acceso a esa tecnología cuando se declara un servicio público esencial a las telecomunicaciones”, dijo Enrique Carrier, consultor en materia de tecnología.

“¿Es fundamental o le vamos a poner un impuesto porque es un bien suntuario? Hay que sacar agua de las piedras para financiar el gasto y esto es algo que encontraron”, agregó. “Es tan negativo que hasta a la industria de Tierra del Fuego la perjudica más de lo que lo favorece. Porque hoy la verdad es que los importados no son competitivos. Y a su vez si vos le agregás un impuesto interno, encarecés el producto, lo que en el margen significa menos ventas. El único que se beneficia es el Estado porque recauda”, concluyó Carrier.

Para el economista Matías Surt, es una medida proteccionista que sólo va a redundar en precios más altos y beneficios para las empresas del régimen industrial fueguino.

En primer lugar, que suben los impuestos tanto para los importados como a los producidos a Tierra del Fuego, pero la protección es con un diferencial que crece del 7 puntos a 10 puntos y medio, pero el año que viene la alícuota bajaba al 5,5%”, dijo el economista jefe de Invecq Consulting.

“Por un lado tenés un impacto directo en precios, porque sube para los importados y los electrónicos hechos en Tierra del Fuego por igual, pero lo principal que hace es aumentar la protección porque hace crecer ese diferencial”, agregó.

Gobierno aumentó hasta 10 mil pesos un plus a estatales que administran fondos públicos

A través del decreto N° 1418, el gobernador Gustavo Melella estableció una suba de hasta 10 mil pesos en dos adicionales salariales que se paga a trabajadores estatales de planta permanente sobre quienes recae la función de “cajeros, firmantes de cuentas o de fondos permanentes”.

Según la nueva normativa, de acuerdo a los montos que estos trabajadores tengan a cargo como cajeros o firmantes, percibirán desde 2.500 a 10 mil pesos.

Para el Gobierno, se trata de “reconocer la mayor responsabilidad” de quienes administran fondos públicos.

A modo de repaso, desde el Ejecutivo recordaron que mediante el decreto provincial Nº 372 de 1998 se dispuso que en todo el ámbito del Poder Ejecutivo, organismos descentralizados, empresas del Estado y entes autárquicos, se liquide el “Suplemento por Fallo de Caja” destinado a los agentes que desempeñen en forma permanente funciones de cajeros o similares.

A través del decreto provincial Nº 1465 de 2007 se establecieron, entre otros, los valores de ese suplemento y luego, por el decreto provincial Nº 2902 de 2011 se adecuaron los alcances del suplemento y se sumó un nuevo adicional denominado “Adicional Responsabilidad por Fondos Públicos” que contempla a los estatales designados como “firmantes de fondos permanentes, fondos de afectación específica o cuentas de tesorería”.

Resulta pertinente introducir modificaciones en pos de la mejora en el funcionamiento y aplicación de los conceptos retributivos que han sido instituidos por las citadas medidas“, argumenta el decreto firmado por Melella, entendiendo que es “oportuno fortalecer los montos correspondientes al suplemento y adicional”.

Y agrega: “En aras de profundizar el proceso tendiente a hacer más eficiente el funcionamiento de la Administración Pública resulta necesario adoptar medidas que mejoren el control y la transparencia en el uso de los recursos públicos, por lo que deviene imprescindible concentrar en el Ministro de Finanzas Públicas la facultad de asignar el Suplemento y Adicional”.

El decreto establece además que el “Suplemento por Fallo de Caja” o el “Adicional Responsabilidad por Fondos Públicos” tendrán carácter remunerativo y no bonificable pero no constituyen base de cálculo para determinar ningún otro adicional.

Finalmente, se invita a los entes descentralizados, entidades autárquicas y a los poderes Legislativo y Judicial a adherir al decreto.

El mes de septiembre tuvo una inflación de 2,8%

El INDEC anunció este miércoles la cifra de inflación de septiembre, que alcanzó el 2,8% y acumula en lo que va del año 22,3%, informó esta tarde el INDEC.

En comparación con igual período de 2019, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) trepó al 36,3%, según la información difundida por el organismo encargado de las estadísticas.

En agosto anterior, la suba generalizada de precios se ubicó en el 2,7% y para septiembre la mayoría de las consultoras estimó una inflación cercana al 3%.

El rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas -que más incide en sectores de menores recursos- aumentó 3,0% en septiembre y fue la de mayor incidencia en el nivel general y en todas las regiones.

Se destacaron las subas en frutas, verduras, tubérculos y legumbres y carnes y derivados, que fueron parcialmente compensadas con aumentos menores -e incluso algunas bajas- en lácteos, aceites, grasas y manteca, y bebidas no alcohólicas.

Las divisiones Prendas de vestir y calzado (5,8%) y Bebidas alcohólicas y tabaco (4,3%) fueron las que mostraron las mayores subas tanto a nivel nacional como en la mayoría de las regiones.

Los menores incrementos se observaron en las divisiones Educación (0,3%) y Comunicación (0,1%), principalmente por el comportamiento de los servicios educativos, en el primer caso, y de telefonía e internet, en el segundo.

En los primeros nueve meses de 2020, la región Noreste fue la de aumento más pronunciado (25,3%); y Patagonia, la de menor (20,6%)

IFE por ahora no habrá cuarto pago y el Gobierno analiza alternativas al bono de $ 10.000

El Gobierno analiza si habrá un cuarto pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que en sus primeras tres ediciones se pagó cada dos meses. El programa de asistencia que a través de un bono de $10.000 llegó a casi 8,9 millones de familias de trabajadores informales, monotributistas de las categorías más bajas y otros sectores golpeados por el parate económico que generó la pandemia de coronavirus Covid-19 todavía puede tener una edición más, pero está en discusión la creación de otros programas que lo reemplacen.

Los dos factores principales que están detrás de las discusiones en las que en estos días participa el Gabinete económico del Gobierno son los costos y la relajación de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Cada desembolso se decide por una sola vez y le cuesta al Gobierno cerca de $89.000 millones, tres meses de lo que gasta otro programa, el de Asistencia al Trabajo y la Producción. Con el objetivo de reducir a 4,5 puntos del PBI el déficit primario para el año que viene, la previsión del ministro de Economía Martín Guzmán es mantener un presupuesto similar al que sin ley se aplicó este año, pero restando los gastos extraordinarios que se decidieron en el contexto de pandemia.

En ese sentido, el IFE tiene los días contados y así se sabía desde el primer desembolso: cada nueva edición implica una nueva evaluación y una nueva decisión de asumir la enorme erogación que implica.

Por otro lado, la relajación de las medidas de aislamiento social y una curva de casos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires que, aunque se mantiene en niveles altos, permite especular con que ya alcanzó un pico, hace que en el Gobierno se empiecen a preguntar si ya es hora de cortar con una asistencia que se basa en el freno a actividades que, en muchos casos, han vuelto a llevarse a cabo.

“Lo que va a haber es una herramienta para seguir asistiendo. Mientras haya poblaciones que requieren asistencia, mientras la población siga afectada por un fenómeno del Medioevo en el siglo XXI. Es un tema que esta en discusión y vamos a determinar cuál es la herramienta mas idónea”, explicó ayer el ministro de Trabajo Claudio Moroni en declaraciones a Radio Rivadavia.

Según explicó, el objetivo del Gobierno es destinar los recursos del Estado a la creación de empleo. “El mejor modo de inserción de cualquier persona en la comunidad es el trabajo, a la Argentina no le sobran los recursos. O apunta a la creación de empleo o a un salario universal por solo ser habitante”, dijo.

El lunes, la Anses había salido a aclara que no habría pago junto con el inicio del calendario de la Asignación Universal por Hijo (AUH) de octubre. Hasta ahora, mes por medio, las tres ediciones anteriores del bono habían empezado depositando el extra de $10.000 a los beneficiarios de la AUH. Con lo cual, si hay un IFE cuatro llegará en otro momento.

“Por temas administrativos ya no se llega a pagar desde el 8 de octubre en conjunto con la AUH. Pero no está descartado aún que se pague igualmente”, dijeron fuentes de Anses a Infobae.

“Que no se pague ahora con la AUH que empieza el 8 de octubre por calendario de pagos de Anses no quiere decir que no se pague a esos beneficiarios cuando se defina si sigue la prestación”, concluyeron las fuentes del organismo que conduce Fernanda Raverta.

El calendario de pago del IFE 3 se inició el 10 de agosto y terminó el 21 de septiembre pasado. Como los beneficiarios de la AUH tienen asignado también el pago del IFE, el cronograma empezó de la mano del pago de esa asignación, por orden de último número del documento. Una vez completado el pago de la asignación universal, el calendario continuó con dos días hábiles de pago por número de terminación del DNI, lo que extendió el operativo hasta fines del mes pasado.

El IFE 2, por otra parte, se inició el 8 de junio también a la par del calendario de pago de la AUH y se extendió hasta el 17 de julio último. En esa ocasión, la Anses impulsó la bancarización de los beneficiarios para simplificar eventuales desembolsos futuros. Con lo cual, el operativo completo consistió en tres etapas, una para las familiares que acceden a la AUH, otra para los que informaron cuentas bancarias y una tercera para aquellos a los que se les asignó una cuenta bancaria.

La primera edición del Ingreso Familiar de Emergencia, mientras tanto, se inició en abril y terminó en los primeros días de junio. De esa manera, en el semestre que hasta ahora acumulan las medidas de aislamiento social hubo tres pagos del IFE, a razón de uno cada dos meses.

Las características del programa, sin embargo, no implican periodicidad alguna para los pagos. A diferencia de otros beneficios de Anses, el IFE nunca fue diseñado como un pago mensual ni, tampoco, como un pago bimensual.

Pero si, como en versiones anteriores, el IFE 4 se inicia a la par de alguno de los pagos mensuales de la AUH en esta ocasión la Anses se habrá tomado más tiempo entre bono y bono.

Tampoco el IFE 4 es una decisión tomada. En una entrevista concedida a la agencia oficial Telam y publicada el 19 de septiembre pasado Raverta aclaró que un cuarto desembolso no está asegurado y que la continuidad de las políticas de asistencia social en contexto de pandemia están siendo revisadas.

“Antes de fin de mes se va anunciar cómo sigue el IFE porque en octubre habría que empezar a pagarlo de nuevo”, dijo Raverta en esa ocasión. Septiembre pasó, sin embargo, y la decisión se dilata.

“Se está pensando dentro del Gabinete Económico en cómo avanza la pandemia y en ver el impacto de los tres IFE en las familias y en la economía. Estamos evaluando si existe un cuarto pago del IFE o vamos a construir otras políticas sociales de acompañamiento con otras perspectivas”, había asegurado la titular de Anses.