Malvinas: “Quisiéramos que los viajes de familiares de caídos a las islas fueran ley”

María Fernanda Araujo (45 años) es la actual presidenta de la Comisión de Familiares de Caídos en la Guerra de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, expresó un anhelo de quienes integran la entidad: “Que los viajes de los familiares a las islas para visitar el cementerio de Darwin sean ley”. Días atrás, Araujo se reunió con el canciller Jorge Marcelo Faurie, con quien conversó sobre éste entre otros temas.

Acerca de lo que significaría que los viajes de familiares a las Malvinas se conviertan en ley, Araujo explicó: “De esa manera, independientemente del gobierno de turno, tendrían asegurado poder visitar la tumba de sus seres queridos, que son héroes de la Patria”. Y agregó: “Y que aquellos familiares de héroes del Belgrano, cuyos restos están en el mar, puedan viajar al punto del Atlántico Sur donde fue hundido el crucero”.

También, se refirió a la segunda fase del proceso de localización de los restos de combatientes cuyas tumbas en el cementerio de Darwin aún permanecen con la leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”. En la primera etapa, se lograron identificar 90 cuerpos; en lo que va de la segunda, dos (Julio Rubén Cao y Mario Antonio “El Perro” Cisnero); y aún quedan 30 por reconocer. Un total de 122 restos estaban sin identificar hasta el año pasado.

En el cementerio de Darwin, en las islas Malvinas, aún conviven lápidas de héroes localizados con aquellas que rezan "Soldado argentino sólo conocido por Dios".

En el cementerio de Darwin, en las islas Malvinas, aún conviven lápidas de héroes localizados con aquellas que rezan “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.

Desde la Comisión, hemos transmitido a las autoridades e instituciones relacionadas con el proceso de localización, la ansiedad que genera en las familias la lentitud con la que avanzan los trabajos. De todas maneras, estamos muy contentos y agradecidos, por supuesto, por todo lo hecho hasta ahora”, dijo Araujo.

“Entendemos que uno de los puntos que hace demorar el proceso es el hecho de que sólo dos escribanos de la Nación -que son quienes deben realizar las actas correspondientes en las entrevistas de familiares-están disponibles”, explicó. “Pero el proceso es así y debemos aceptarlo”, sostuvo.

Durante la primera etapa del proceso de localización, realizado por la Cruz Roja Internacional y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) -una vez que lo acordaron los gobiernos argentino y británico-, se lograron localizar los restos de 90 combatientes argentinos. En marzo pasado, dos familiares por cada uno de los soldados identificados pudieron viajar a las Malvinas, donde por primera vez observaron la tumba con el nombre de su familiar caído en la guerra de 1982.

Los familiares de 90 soldados argentinos localizados, en el cementerio de Darwin, en la visita a las Malvinas realizada el 26 de marzo de este año.

Los familiares de 90 soldados argentinos localizados, en el cementerio de Darwin, en la visita a las Malvinas realizada el 26 de marzo de este año.

Las localizaciones traen mucha paz a los familiares que durante 36 años no habían podido dar con el lugar donde habían sido enterrados sus hijos, hermanos o padres, en algunos casos. Hoy, acompañamos a las familias que aún continúan con esa incertidumbre; tratando de alimentar su esperanza”, aseguró María Fernanda, hermana del soldado entrerriano Elbio Eduardo Araujo, uno de los 92 héroes localizados.

El EAAF trabajó en el cementerio de Darwin durante junio, julio y agosto de 2017 recogiendo muestras genéticas que fueron comparadas con la información aportada por familiares. Se tomaron muestras de los restos, a los que se volvió a enterrar en el mismo lugar. En laboratorios de Córdoba, se compararon las muestras aportadas por las familias con las que se tomaron de los cuerpos. Así, se pudieron identificar hasta hoy 92 restos.

Exhumaciones en el cementerio argentino de Darwin, Islas Malvinas, durante 2017 (Cruz Roja Internacional).

Exhumaciones en el cementerio argentino de Darwin, Islas Malvinas, durante 2017 (Cruz Roja Internacional).

Por otro lado, Araujo se refirió a las irregularidades existentes en el cementerio de Darwin. Es que algunos nombres grabados en lápidas colocadas antes del proceso de localización no corresponderían con los restos allí enterrados. “Estamos trabajando; hemos pedido documentación a Cancillería, Londres, a Geoffrey Cardozo (militar británico que en los meses siguientes a la guerra tuvo a su cargo en la construcción del primer cementerio de caídos argentinos, en las Malvinas) y a todos quienes pueden aportar información sobre el período 1983-2004”, dijo.

María Fernanda Araujo, junto al veterano de guerra británico Geoffrey Cardozo, durante el acto humanitario del 26 de marzo pasado en el cementerio de Darwin.

María Fernanda Araujo, junto al veterano de guerra británico Geoffrey Cardozo, durante el acto humanitario del 26 de marzo pasado en el cementerio de Darwin.

En 2004, el cementerio de Darwin, que se encuentra a 130 kilómetros de la capital isleña, comenzó a ser reconstruido. La reinauguración fue en 2009. La manutención del predio corresponde por ley a la Comisión de Familiares de Caídos en la Guerra de Malvinas e Islas del Atlántico Sur. Está declarado “Lugar histórico nacional de Argentina” (ley nacional 26.498, sancionada el 13 de mayo de 2009).

Entrevista Día a Día + Vía País