“Esto empezó en 2013 y es lavado de dinero, no tengo dudas”

Usted militó por el PRO primero (2009, 2011 y 2013) y luego en Cambiemos en 2015. ¿Qué opina del escándalo de los aportantes? 

Samuel Bondarczuk: Esto empezó antes del 2015, empezó en 2013. Nosotros estábamos haciendo campaña en Castelar Sur, en Morón, y había muchos recursos. Mucha plata. Se repartían muchas cosas a la gente. Nunca me pregunté de dónde venía el dinero. Fui un poco ingenuo. Trabajé hasta 2015, después en 2017 ya no porque vi cosas raras en el municipio de Morón. Discutí y denuncié cosas internas. Eso no le gustó al intendente (Ramiro Tagliaferro). Me echaron del municipio en octubre de 2017. Creo que hay que averiguar hasta el fondo lo que pasó con los aportantes. Puedo hablar de Morón, que es lo que conozco. Hay que investigar a fondo. No alcanza a decir con que van a bancarizar, hay que averiguar qué pasó en 2013, 2015 y 2017. Yo veo lavado, otra cosa no veo.

APU: ¿Usted sigue apoyando a Macri y Vidal? ¿Cuánto afecta la credibilidad de Cambiemos?

SB: Afecta, sin dudas. Pero sigo apoyandolos a los dos. Me refiero mucho a Morón: Tagliaferro es un desastre. Se reunió de gente muy fea, de mafiosos. Apoyo a Cambiemos en la estructura principal, no en Morón donde la corrupción se comió todo.

APU: ¿Vidal podía no saber?

SB: No creo que supiera de todo esto. Me parece que no debió echar a Fernanda Inza hasta que no se averiguara a fondo. Si encontrás a alguien robando, echalo. Pero no lo sabés. No conozco a Inza y no creo que supiera lo que pasara en los diferentes municipios. Acá en Morón hay mucha corrupción. Fui muy ingenuo, lo acepto. Nosotros teníamos mucha plata, muchas cosas para la campaña. Era mucho. Aparezco como aportante de 16 mil pesos cuando no puse un peso. Perdí plata en las campañas.

APU: Usted separa a Tagliaferro de Vidal, cuando fueron matrimonio y una pareja política hasta hace muy poco tiempo. Insisto: ¿Vidal tampoco sabía sobre los supuestos vínculos mafiosos de Tagliaferro que usted describe?

SB: Tagliaferro estuvo en el PRO desde el comienzo. Después empezó a trabajar solo, consiguiendo por su lado los recursos. No creo que Vidal estuviera informada. Sí, lo sabe ahora, porque yo les informé por mail a ella y a Macri. No pueden decir que no saben ahora porque están informados.

APU: Habla de graves casos de corrupción en Morón: ¿En qué temas?

SB: Trabajé en 2016 en un programa de relevamiento de barrios en Castelar Sur. Después pasé a la Inspección General, porque querían gente honesta. Me lo ofrecieron varias veces y finalmente acepté. Trabajé con Pablo López, que es un director que fue excelente. Un hombre muy honesto. Inspeccionábamos bares, boliches, restauranes. Trabajamos muy bien, haciendo cumplir las ordenanzas del municipio. Una vez fuimos a inspeccionar el boliche Maná y lo clausuramos porque no cumplía con las ordenanzas. El dueño decía que era amigo de Ramiro Tagliaferro y de su hermano Leandro. Lo clausurábamos y luego lo abrían. Eso hizo que le quitaran el apoyo a López y se fue. Uno de los que presionó fue Diego Llaneza, que le maneja la plata a Tagliaferro y no puede hacerlo porque tiene una causa en Quilmes, que está cajoneada.

Después, vino un director que nos dijo: a Pilar de Rocha no vayan, a los quioscos de Castelar Sur tampoco. En esos quioscos se vendía alcohol a los menores las 24 horas al día. Entonces dejé de ser inspector porque no tenía razón de ser. El máximo referente y amigo de Tagliaferro, Hugo Arbel, cobraba coimas. Fue director de Inspección, después fue Jefe de Gabinete y ahora está en Servicios. Eran los enemigos de la sociedad. No tenía nada que hacer ahí. En octubre de 2017 me echaron sin causa. Eso lo que sé, imaginate las cosas que desconozco.

APU: ¿Qué piensa hacer políticamente ahora?

SB: Voy a seguir apoyando a Macri y Vidal donde me toque. En Morón no creo que haga nada localmente, por supuesto que no voy a apoyar a Taglaferro por todo lo que te conté. Si aparece algo que me interese y tenga que ver con mis convicciones lo evaluaré.

Fuente: APU-Enrique de la Calle

Abren en Brasil una investigación sobre las coimas de Odebrecht en Argentina

La Justicia brasileña abrió una investigación sobre las coimas que pagó el gigante Odebrecht para obtener el financiamiento en Brasil que le permitierasoterrar en la Argentina el tren Sarmiento. La pesquisa ya cuenta con un primer protagonista: el ex ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior y actual gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel, según determinó el Superior Tribunal de Justicia de ese país.

La investigación brasileña, que comenzó con la “Operación Acrónimo” en noviembre, no abarca por ahora a ningún funcionario, empresario o intermediario argentino. Pero el desarrollo de la pesquisa podría sacar a la luz más evidencias y testimonios sobre cómo Odebrecht y sus socios Iecsa -por entonces en manos de Angelo Calcaterra, primo del actual presidente Mauricio Macri -, Ghella y Comsa se beneficiaron por esas coimas de 2011 y 2012 en la obra del tren Sarmiento.

Por lo pronto, tanto Calcaterra como su lugarteniente en IECSA, Javier Sánchez Caballero, al igual que el “Corcho” Rodríguez y los ex secretarios de Transporte y de Obras Públicas, Ricardo Jaime y José López , integran la lista de acusados sobre los que el fiscal federal Franco Picardi solicitó trabar embargos millonarios el 27 de noviembre pasado.

Además de Pimentel, los restantes cinco acusados son su entonces jefe de Gabinete en el ministerio, Eduardo Serrano, el empresario Benedito “Bené” Rodrigues de Oliveira y el intermediario Pedro Augusto de Medeiros, como así también Marcelo Odebrecht y el ejecutivo de la constructora, João Carlos Mariz Nogueira.

La decisión del Superior Tribunal también incluyó el rechazo de las nulidades planteadas por la defensa. “Es clara la licitud de los elementos probatorios hasta ahora presentados en el expediente”, afirmó uno de los jueces, Og Fernandes, quien estimó que “un análisis minucioso no deja duda de hay indicios de autoría y materialidad” de esos sobornos.

Ya fuera de la cárcel, pero bajo arresto domiciliario, Marcelo Odebrecht colabora con la Justicia brasileña. Confirmó múltiples sobornos dentro y fuera de Brasil, como así también explicó que las siglas “DGI” eran un eufemismo utilizado entre los ejecutivos de la compañía para aludir al pago de coimas. En el caso del soterramiento del Sarmiento, “DGI” aparece en documentos junto a pagos por un total de US$ 20 millones. Pero hasta ahora, Marcelo Odebrecht no testificó sobre las coimas pagadas a Pimentel.

En el caso del soterramiento del Sarmiento, "DGI" aparece en documentos junto a pagos por un total de US$ 20 millones
En el caso del soterramiento del Sarmiento, “DGI” aparece en documentos junto a pagos por un total de US$ 20 millones Fuente: Archivo

Según la Procuración General brasileña, un emisario del entonces ministro y actual gobernador recibió dinero en hoteles de San Pablo en al menos siete ocasiones, previo intercambio de contraseñas como “manteca”, “mango”, “lechuga”, “algodón”, “escalera” y “4-blanco 5-pimienta”, entre otros.

El empresario “Bené” Rodrigues aportó esos y otros detalles tras acogerse al régimen de “delación premiada” que le permite reducir su condena a cambio de información incriminatoria sobre terceros. Así, contó que tras el acuerdo sellado entre Pimentel y Marcelo Odebrecht, él se encargó de recibir las coimas de Mariz Nogueira, entonces director de Créditos para Exportación de la corporación brasileña.

Al revisar los teléfonos de “Bené” Rodrigues, la policía descubrió los mensajes que le envió a Mariz Nogueira el 17 de julio de 2013, un día después de que la Camex otorgara financiamiento del soterramiento del Sarmiento en la Argentina. “Mi amigo acaba de llamarme!!!”, le dijo Bené en alusión a Pimentel. “Usted no pide, camarada! Usted manda!”.

Los investigadores brasileños también encontraron pruebas de reuniones entre Pimentel y Marcelo Odebrecht antes de que el Bndes y la Camex aprobaran créditos para el consorcio a cargo de soterrar el Sarmiento, como así también cómo, tras tres viajes del intermediario Pedro Augusto de Medeiros para la entrega del dinero, se destrabó ese financiamiento.

Hugo Alconada Mon -La Nación.com.ar