Dolor país, la pizza ya viene sin cosito

Sin embargo, llevar una especial a casa o pedir una de muzza a domicilio ya no será lo mismo. Por la devaluación y la suba del precio del petróleo, en lo que va del año el cosito de la pizza aumentó un 57%, y varios locales ya realizan los envíos sin el famoso trípode de plástico.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Santo Día@SantoEnCronica
En la Ciudad se vende. 39 mil pizzas por día, lo que da un promedio de 14 millones de unidades al año. El 30% del total se venden por delivery. Por lo tanto, el mercado anual potencial de los trípodes plásticos serían unas 4.200.000 unidades para poder realizan los envíos.

Hoy en día hay dos tipos de cositos: uno más barato, creado con el material recuperado de cooperativas de cartoneros, y otro premium con los datos de la empresa, creado con polipropileno. El kilo de este último producto, cuyo precio está atado al valor del petróleo, pasó de costar $40 a principio del año a los $88 actuales.

Una fuente del sector explicó a BAE Negocios que la suba tuvo varias consecuencias importantes en el mercado. La primera es el paso de los trípodes premium a los más baratos.

Lo que debería ser motivo de celebración para los fabricantes no lo es tanto, esta vez, por la baja en el consumo: “El que antes consumía 1.000 trípodes por mes, ahora los consume en 50 días”, dijo la misma fuente dando a entender que los comercios venden menos cantidad que el año pasado.

Otra fuente del mercado aseguró que por los nuevos diseños de las cajas, más rígidas, con pizzas más chicas y con menos queso, ya no se están utilizando tanto los trípodes.

Como estrategia para evitar la crisis y poder tener un producto un poco más accesible, empresas que fabrican los trípodes plásticos premium ahora buscan crear cositos con imágenes populares y más económicos, para dejar de lado los productos diseñados a medida.

baenegocios.com

Foto: Derecho en zapatillas