Gran movilización contra la participación de militares en seguridad interior

A pesar del frío y una persistente llovizna de invierno, miles de personas se concentraron frente al Ministerio de Defensa, convocadas por distintos organismos de Derechos Humanos y organizaciones políticas y sindicales para repudiar el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri para permitir la intervención de las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad interior.

Una de las dos movilizaciones fue convocada a partir de las 17 por las organizaciones Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo y Familiares de Detenidos y Presos Políticos, que se realizó frente a la sede del Ministerio de Defensa; y la otra empezó poco antes de las 16, organizada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVJ) que concretó un acto frente a la Pirámide, ubicada en el corazón de la Plaza de Mayo.

 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterFrente a una multitud que se agolpó frente al escenario instalado sobre Avenida Paseo Colón, Lita Boitano, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, explicó la naturaleza de la convocatoria, anunciada con sólo 48 horas de anticipación. “Sabemos lo que significa el rol de las Fuerzas Armadas, por eso decimos que milicos en la calle, nunca más”, resaltó la mujer, como una de las oradoras del acto. Taty Almeida, del mismo organismo, denunció que “el Gobierno busca militarizar la sociedad argentina a través de esta nueva doctrina que ordena a los militares a proteger los sectores estratégicos”.

 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter
REPUDIO EN TODO EL PAÍS. Casi en simultáneo, mientras comenzaban las dos convocatorias a escasos metros de la Casa Rosada, desde las 17 empezaron marchas de repudio en distintas ciudades del interior del país como Córdoba, Río Cuarto, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, San Luis, Catamarca, Salta, Santa Fe, Rosario, Mendoza, Paraná, Colón (Entre Ríos), Bahía Blanca, Necochea, Mar del Plata, Tandil, Chivilcoy, El Bolsón, Mercedes, Balcarce, General Roca, Neuquén, Concordia y Puerto Madryn.

 

Ver imagen en TwitterEn una de las convocatorias impulsadas por Abuelas, Madres, la APDH, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, e H.I.J.O.S. Capital, entre otros organismos, los participantes de la marcha difundieron un comunicado donde advirtieron que “involucrar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interior viola la legislación vigente, lesiona gravemente el consenso social construido tras el retorno a la democracia y el debido respeto a los derechos humanos, por lo que tanto hemos bregado a lo largo de todos estos años”, sostuvieron las organizaciones firmantes.

“El ajuste brutal en marcha, en consonancia con las exigencias impuestas por el Fondo Monetario Internacional afecta gravemente derechos fundamentales de nuestro pueblo. El rechazo creciente que esas políticas provocan en la sociedad tendrá como única respuesta la represión”, aseguraron los organismos, dentro del documento que fue leído durante el acto.

 

Ver imagen en Twitter
Antes de las movilizaciones que se realizaron en todo el país, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, concedió un reportaje Radio La Imposible, que transmite desde la Casa de la Militancia de HIJOS en la ex ESMA. “No queremos que se repita la historia y por eso vemos con mucha preocupación y rechazo la propuesta del Presidente de transformar a las Fuerzas Armadas”, dijo la mujer. “Esto nos hace recordar a la doctrina de seguridad nacional que se implementó durante la última dictadura, que era la del exterminio del enemigo interno. Si hoy ya estamos viendo represión en las manifestaciones, ¿qué es lo que no va a pasar con este cambio? Vamos a ser todos vigilados como si fuéramos el enemigo interno”, resaltó. 
PRIMER ACTO. Poco antes de las 16, cuando los organismos que forman parte del EMVJ se concentraron alrededor de la Pirámide de Plaza de Mayo (donde las madres marchan todos los jueves), distintos integrantes de organizaciones de derechos humanos leyeron un documento consensuado. “Macri quiere hacer del pueblo trabajador un enemigo interno y que habilita la intervención militar de manera discrecional”, leyó Carlos Lorkipanidse, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos. El Presidente “dice que es para proteger la soberanía y la integridad de la Nación. Si alguien ataca la soberanía e independencia nacional, la vida, la libertad y los derechos humanos, son el FMI,  el G20, la falsa oposición y los cómplices líderes sindicales“, señaló el docum
Según consignó la Agencia de Noticias RedAcción (ANRed) antes de finalizar la primera concentración prevista, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo se acercó en silla de ruedas y le habló a los presentes. “Vamos a resistir todo lo que sea necesario hasta que tiremos esta ley que viene a amenazar al pueblo argentino con la represión. Con la represión no se modifican los errores y horrores de ésta presidencia“, dijo antes de dejar el lugar, frente a una multitud que cantaba: “¡Madres de la Plaza, el pueblo las abraza!”

 

Entre una y otra movilización, marcharon columnas de distintos partidos y organizaciones sociales y políticas como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), la CGT, la CTA, ATE Capital, La Cámpora, Túpac Amaru, Barrios de Pie, Libres del Sur, Seamos Libres, Martín Fierro, Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA),  Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa (CCC),  Barrios de Pie, Comité para la Liberación de Milagro Sala, además de distintos partidos de izquierda, como Poder Popular, Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS), PRML, Nuevo MAS, MST y Partido Obrero (PO), entre otros. 
Fuente:LetraP

Los mensajes que revelan cómo se intentó encubrir al policía que atropelló al cartonero en los incidentes del Congreso

“Igual mantengamos silencio por unas semanas”, le escribió Dante Barisone por Whatsapp a Alejandro Irarzábal. “Si por siempre porque si pasa algo nos re venden es así”, fue la respuesta. Barisone e Irarzábal son compañeros en el Grupo de Operaciones Motorizadas Federales (GOMF) de la Policía Federal. El primero atropelló con su moto al cartonero Alejandro Rosado durante la marcha del 18 de diciembre al Congreso por el debate de la ley reforma previsional y el segundo era su acompañante. “Sinceramente disculpa amigo dije la verdad”, le escribió tres semanas después Irarzábal a Barisone.

Entre ambos mensajes hubo varios más en los que quedó demostrado cómo se buscó encubrir a Barisone con ayuda de funcionarios de la Policía Federal para que Irarzábal declare a su favor. Infobae revela hoy esos intercambios que son parte de la causa judicial.

El 18 de diciembre hubo violentos incidentes por parte de manifestantes que protestaban en el Congreso por la reforma previsional que la Cámara de Diputados terminó aprobando, después de la frustrada sesión del 14 de diciembre en la que también hubo incidentes. Las fuerzas de seguridad reprimieron a los manifestantes y algunos de esos hechos quedaron registrados, como el de Barisone pasándole por encima con su moto a Rosado cuando estaba tirado en el piso en la calle Hipólito Yrigoyen entre Tacuarí y Bernardo de Irigoyen. Al mediodía del día siguiente, Irarzábal y Barisone hablaron por Whatsapp. Irarzábal le mandó el link de la página de la red social Facebook del canal de noticias C5N que mostraba el video de cómo atropelló a Rosado. Y tuvieron esta charla:

Barisone: Huuu flash
Barisone: Y bueno que se yo
Barisone: No pasa nada
Barisone: Han pasado cosas peores
Barisone: Y no pasó nada
Barisone: Cosas más serias
Irarzábal: Listo paso no paso nada jaajajsj
Barisone: Si amigo
Barisone: La honda es que no se haga mediática
Irarzábal: Si amigo ya está yo iba a morir callado amigo
Barisone: jajja bien ahí perro
Barisone: Igual mantengamos silencio por unas semanas
Irarzábal: Si por siempre porque si pasa algo nos re venden es así

El juez federal Sergio Torres quedó a cargo de la causa por los incidentes y la represión y buscó identificar a los manifestantes y los policías involucrados en los hechos. El magistrado le solicitó a la Policía Federal que de con el conductor de la moto.

Irarzábal, de 26 años, y Barisone, de 27, volvieron a hablar porque un sargento preguntó por lo que había pasado.

Irarzábal: Barisone, Ramos quiere saber el interno de la moto de ese día
Barisone: No lo sé amigo
Barisone: No me acuerdo
Barisone: Amigo fuerza
Barisone: Sos lo único. Me queda.

Ambos policías volvieron a contactarse por Whatsapp. Ya se hablaba de que Barisone había sido quien atropelló al cartonero e Irarzábal se mostró preocupado por su situación.

Irarzábal: Que onda Dante que vamos a decir
Barisone: Lo voi a negar
Barisone: Ahí me preguntó
Barisone: Le dije que no
Irarzábal: Y pregunto por mi
Barisone: No amigo
Irarzábal: Quien te preguntó
Barisone: El taquero
Irarzábal: Amigo la 4ta (NdA: una división del GOMF) todos dijeron que vos fuiste
Barisone: si ya sé
Irarzábal: Que te dijo
Barisone: Nada
Irarzábal: Nada de nada
Barisone: Me pregunto así usted se mandó un moco el 18?
Barisone: Y yo le dije que no

A fines de diciembre la Policía Federal identificó a Barisone como el conductor de la moto y el juez Torres ordenó su detención el 28 de diciembre. “Que onda Dante”, le escribió Irarzábal al día siguiente a las 18:52. Barisone ya estaba preso y no hubo respuesta.

La Policía el 18 de diciembre en el Congreso

La Policía el 18 de diciembre en el Congreso

En la indagatoria, Barisone negó los hechos y dijo que no se reconocía en la filmación que le mostraron en el juzgado. El 5 de enero el policía fue liberado con una falta de mérito porque la prueba en su contra no era suficiente. El comisario Oscar Hipólito, a cargo del GOMF, y el oficial principal Gabriel Ortega, quienes habían reconocido internamente a Barisone como el conductor de la moto, relativizaron sus dichos cuando declararon como testigos en tribunales. El juez Torres denunció a ambos por un posible encubrirmiento por “las inconsistencias y contradicciones” en sus declaraciones que tendían a “dificultar la fehaciente identificación del autor de los hechos”. Y volvió a pedirle al Ministerio de Seguridad de la Nación y a la Policía Federal que informen quién manejaba la moto.

Pero Irarzábal cambió de actitud. El 9 de enero a las 16:39 Barisone lo llamó por Whatsapp pero no atendió. Tres horas después Irarzábal le escribió.

Irarzábal: Sinceramente disculpa amigo dije la verdad
Barisone: Huuuuu
Barisone: Amigo
Irarzábal: Mi cabeza está igual que la tuya estoy al horno igual
Barisone: No creo que estés como yo
Barisone: Me llamas de un público?

Irarzábal había ido a la División de Asuntos Internos de la Policía Federal y contó lo que había ocurrido el 18 de diciembre.

En el mismo momento que hablaba con Irarzabal, Barisone le escribió a sus abogados, María Eugenia Gutiérrez y Matías Oviedo, quienes con Marcelo Orlando eran sus defensores. Los tres son abogados de la Policía Federal e integran la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la fuerza, que está a cargo del comisario inspector Sergio Gabriel Usai.

Barisone: Recién Irrazabal me mandó un ws y me dijo “disculpa amigo”
Oviedo: Ajam. Se complica todo
Oviedo: Mucho
Barisone: Ya sé
Barisone: Voi a ir preso
Oviedo: No implica que te vuelvan a detener.
Barisone: Peso es seguro
Oviedo: Que?
Barisone: Que tarde o temprano me van a privar de la libertad.

También le escribió a Gutiérrez.

Barisone: Irarzabal me dijo que dijo la verdad
Gutiérrez: Y bueno Dante
Gutiérrez: Podía pasar eso
Gutiérrez: Era dentro de las posibilidades
Gutiérrez: Seguiremos trabajando, pero esto nos vino a complicar
Gutiérrez: Venía todo bien
Barisone: Y bueno veremos que pasa
Gutiérrez: Tal cual
Gutiérrez: A no desesperar
Barisone: Estoi mui mal

Asuntos Internos le informó al juez Torres sobre la declaración de Irarzábal y lo citó al día siguiente para que declare como testigo en los tribunales de Comodoro Py. Los abogados de Barisone lo sabían y fueron a los tribunales.

El 10 de enero a la mañana, Gutiérrez le escribió por whatsapp a Barisone.

Gutiérrez: Hola Dante
Gutiérrez: Tenes aunque sea una foto de perfil de wasap de Irarzabal. Estamos en Comodoro Py.
Gutiérrez: Esperando que llegue a declarar.
Gutiérrez: Y si lo vemos pasar
Barisone: Ahí se la pase a Matias

El policía le envío al whatsapp de Ovideo dos fotos de Irarzábal, una en la que está solo y otra de cuatro policías cruzados de brazos en un gimnasio. “Es el q está a mi izquierda”, le indicó Barisone al abogado.
Gutiérrez le informó a Barisone a las 9:27 que Irarzábal había llegado a Comodoro Py.

Gutiérrez: Ahí llegó Irarzabal
Barisone: Joya
Gutiérrez: Recién lo vemos

Irarzábal pidió en el juzgado que los abogados de Barisone no estén en la declaración porque tenía miedo y explicó que desde hacía varios días atravesaba un estado de nerviosismo. El juez Torres aceptó el pedido. Las fuentes consultadas señalaron que Irarzábal no habló con los abogados antes de entrar al juzgado.

El policía contó que la tarde del 18 de diciembre fue el “operador” –así se llama el acompañante del conductor de la moto– de Barisone y que estaban dispersando manifestantes en el 9 de Julio que les arrojaban piedras y bombas Molotov. “Sentí que Barisone direccionó la moto hacia un costado y subió el cordón. Como consecuencia de ello, como el vehículo perdió el equilibrio, me trastabillé y caí de pie. Barisone también terminó cayendo al piso con la moto completa. Siempre pensé que había pasado por encima de la vereda, pero cuando miré hacia el vehículo vi que debajo de la moto que conducía Barisone había una persona acostada sobre el piso, a quien mi conductor había pasado por encima con la moto”, narró Irarzábal: “No podía creer que Barisone lo había pisado, estaba en shock”.

Irarzábal contó que nadie en la Policía le preguntó por lo que había pasado. “Me pareció raro que nadie me preguntara nada porque justamente yo era el acompañante de Barisone”, y agregó que a las 23.00 horas del 28 de diciembre Asuntos Internos había ido a su División a pedirle los datos de su domicilio: “Esa noche no dormí casi nada porque tenía miedo de que me vinieran a buscar”.

El policía también contó que no recibió amenazas y le preguntaron si Barisone o sus abogados lo contactaron antes de la declaración. Dijo que visitó dos veces a Barisone cuando estuvo preso. “En la primera ocasión, pudimos hablar los dos solos sobre lo que había pasado. Barisone me mostró lo que había manifestado en su declaración indagatoria y me dijo que si Asuntos Internos me preguntaba algo en relación al hecho podía asesorarme antes con sus abogados. También me pidió que niegue haber visto cualquier situación“, contó.

Irarzábal agregó que fue a Asuntos Jurídicos de la Policía Federal y se entrevistó con dos hombres, cuyos nombres no recordó: “Me manifestaron que estaban trabajando en la defensa de Barisone. Los dos eran morochos, con pelo de color negro y de aproximadamente 50 años de edad. Les conté lo que había pasado y me dijeron que, en caso de que el juzgado me cite a declarar, brinde una explicación de los hechos similar a la que había efectuado Barisone, es decir, que negara los hechos y no identifique a nadie“.

El policía contó que antes de declarar en Asuntos Internos Barisone le pidió que se asesore con Asuntos Jurídicos. “Pero como no había nadie fui directamente a Asuntos Internos y declaré”, dijo.

Los investigadores judiciales creen que Irarzábal terminó declarando por miedo. “Soy un agente nuevo, nunca viví una situación similar. No sé cómo manejarme en estas situaciones, además estaba muy asustado y afligido por lo que había pasado. No pude dormir por varios días, y ya me estaba afectando psicológicamente, así que decidí voluntariamente aportar la información que sabía”, dijo cuando le preguntaron en tribunales por qué no se había presentado antes.

Infobae se comunicó con la Policía Federal para tener su opinión para esta nota pero contestaron que no iban a hacer declaraciones.

¿Los abogados y los funcionarios de Asuntos Jurídicos incurrieron en algún delito por intentar cambiar la declaración de Irárzabal? El juez Torres no los denunció pero podrían ser investigados en la causa por encubrimiento que se abrió contra los dos jefes policiales que declararon en la causa.

Tras la declaración de Irarzábal, el juez Torres ordenó nuevamente la detención de Barisone. Este martes lo procesó como autor del delito de lesiones graves agravadas por abuso de su función como miembro integrante de las fuerzas de seguridad. Rosado estuvo internado y sufrió lesiones en la pierna izquierda –tuvo una quemadura de 30 cm x 10 cm– y en el tórax.

También le trabó un embargo de 100 mil pesos y le dictó la prisión preventiva por riesgo a que en libertad entorpezca la causa. “No debe dejarse de lado, que luego de haber obtenido su libertad tras el dictado de la falta de mérito para procesarlo o sobreseerlo, el imputado ha intentado entorpecer la investigación pretendiendo influenciar a los eventuales testigos, tal como ha ocurrido con el caso del testigo Irarzábal”, sostuvo el juez.

El magistrado calificó el testimonio de Irarzábal como “la prueba trascendental” contra Barisone y criticó el accionar de la Policía Federal. “En este sentido, es preciso señalar que antes de que tomase estado público la imputación y orden de detención que pesaba sobre el nombrado, no consta que la propia fuerza haya iniciado ninguna investigación interna a fin de identificar al agresor de Rosado, pese a que los videos donde se observa el ataque ya habían sido ampliamente difundidos en los medios de comunicación”, señaló.

Barisone no está preso en una cárcel, sino en la alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal para evitar cualquier represaría, y ya no tiene abogados de la fuerza. Su nuevo defensor es Sergio Nemesio, quien el lunes apelará el procesamiento para que sea revisado por la Cámara Federal. En tanto, Irarzábal fue cambiado de división dentro de la Policía Federal.

La causa judicial

 Por los incidentes y la represión en el Congreso hay dos policías y dos manifestantes procesados. Además de Barisone, también fue procesado Alfredo Luna -oficial de la Policía de la ciudad de Buenos Aires- por rociar con gas pimienta y golpear a un jubilado. Luna está en libertad.

Los militantes del Partido Obrero César Arakaki y Dimas Ponce fueron procesados por agredir con al policía de la ciudad Brian Escobar, quien sufrió distintas lesiones por las que tuvo que ser operado y una disminución de su audición que es irreversible.

Los acusados fueron procesados por los delitos de lesiones en agresión, intimidación pública y atentado contra la autoridad, agravado por haber sido cometido a mano armada y por una reunión de más de tres personas. Arakaki y Ponce estaban detenidos pero recuperaron la libertad. El fiscal federal Carlos Rívolo apeló esa decisión para que vuelvan a prisión.

En tanto, sigue prófugo en la causa Sebastián Romero, también militante de la izquierda que fue registrado mientras utilizaba un mortero casero en el medio de la plaza de los Dos Congreso. Romero está prófugo desde el 19 de diciembre cuando el juez Torres ordenó su detención.

Diferencias en Cambiemos por las declaraciones de Massot sobre la década del 70

“No se puede imponer la reconciliación”
El secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Canton, tomó distancia del modelo sudafricano y la idea de reconciliación. Dijo que a ese proceso sólo se llega con “justicia”. Ricardo Alfonsín dijo que las declaraciones de Massot eran “un despropósito”.
La “reconciliación” y el “perdón” que propuso Nicolás Massot fueron rechazados por Estela de Carloto, Santiago Canton y Luis Fondebrider, entre otros.
La “reconciliación” y el “perdón” que propuso Nicolás Massot fueron rechazados por Estela de Carloto, Santiago Canton y Luis Fondebrider, entre otros. 

“Con los años 70 hay que hacer como en Sudáfrica y llamar a la reconciliación.” Las declaraciones del jefe del bloque de diputados del PRO, Nicolás Massot, provocaron la rápida reacción de referentes de organismos de derechos humanos, que advirtieron que el término “reconciliación” es usado desde siempre por las Fuerzas Armadas y sus simpatizantes como sinónimo de impunidad para los delitos cometidos durante el terrorismo de Estado. Pero las críticas se escucharon también desde dirigentes políticos, inclusive de algunos que están dentro de la alianza Cambiemos. El ex diputado Ricardo Alfonsín afirmó ayer que las palabras de Massot eran “un despropósito” y el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Canton, señaló, ante una consulta de PáginaI12, que “es únicamente a través de la justicia que, eventualmente, se puede abrir el camino para que cada víctima, de manera individual, acepte o no reconciliarse”. También dijo que la Argentina es “un ejemplo mundial de justicia transicional” y que “desde el Estado tenemos la obligación de asegurarnos que continúe siendo así, impulsando los juicios de lesa humanidad”.

Massot hizo las declaraciones en una entrevista publicada en el diario Clarín. Sostuvo que “lo más importante es poder cerrar los capítulos para poder avanzar como sociedad” y que no puede pasar que “generaciones que ni siquiera vivimos esa época tengamos que seguir dedicándole (a la década del 70) el tiempo que tendríamos que dedicar a los combates de la actualidad”.   Y agregó que “superar ese capítulo” implica “no sólo memoria, justicia y verdad. Es también perdón”. El dirigente de Cambiemos propuso como modelo a seguir el proceso que se llevó adelante en Sudáfrica, donde se creó una comisión por la Verdad y la Reconciliación que, a grandes rasgos, implicó que, a cambio de la confesión de los crímenes, los perpetradores de delitos de lesa humanidad no fueran juzgados.

Canton expresó una mirada distinta: “La experiencia de todos los procesos de justicia transicional que conocí, tanto en América Latina como en otras regiones del mundo, es que cada proceso es muy distinto. Pero desde los estados siempre se ha buscado imponer la reconciliación, ignorando que la reconciliación es una decisión individual de cada víctima. Imponer la reconciliación es como pretender imponer el amor por ley, como una vez me dijo el poeta Juan Gelman en relación a las leyes de amnistía. Es a través de la Justicia, que, eventualmente, se puede abrir el camino para que cada víctima, de manera individual, acepte o no reconciliarse”. El funcionario de María Eugenia Vidal, que fue secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, agregó que “la Argentina es un ejemplo mundial de justicia transicional y desde el Estado tenemos la obligación de asegurarnos que continúe siendo así, impulsando los juicios de lesa humanidad. No es la primera vez que Canton se diferencia del discurso oficial del PRO en materia de derechos humanos: lo mismo sucedió cuando afirmó que en el caso de Milagro Sala debían cumplir con las recomendaciones de los organismos internacionales.

Por su parte, Alfonsín afirmó que las declaraciones de Massot eran “un despropósito tan grande que dudo de que hubiera querido decir eso”. El ex diputado nacional destacó que “el terrorismo de Estado debe ser siempre un tema de actualidad” y que el jefe de bloque PRO “parece ignorar que en Sudáfrica para eximirse de la justicia se debían confesar los crímenes y manifestar públicamente su arrepentimiento. En Argentina nada de eso ha ocurrido. Acá los responsables directos de los hechos o bien los niegan o bien los justifican. Además, aún la Justicia busca información que todavía siguen ocultando”.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, celebró el rechazo general de las declaraciones de Massot y descartó que el gobierno esté por implementar alguna medida que frene el proceso de Memoria, Verdad y Justicia: “No hay que asustarse, estas son alarmas que van tirando para domesticar a un pueblo que piensa y se defiende y para probar la respuesta de la sociedad. No creo que se atrevan”, afirmó. De todas formas, Carlotto sí resaltó hechos recientes que marcan “un atraso enorme”: el aumento de los beneficios de prisión domiciliaria para represores, las muertes por represión estatal y las persecuciones a funcionarios y dirigentes sindicales. “Hoy hay más represores con cárcel domiciliaria que en cárcel común. ¿Cómo le explicamos a los jóvenes y a los niños que un criminal que no se ha arrepentido, que no ha confesado y que ha hecho desaparecer a alguien porque lo denunció está caminando junto a nosotros?”, se preguntó en referencia a Miguel Etchecolatz, y agregó: “ya tenemos dos muertos en el sur y esperemos que el ex canciller Timerman salve su vida, sino sería también una víctima de este proceso”. Además, resaltó que “si a Baradel lo amenazan con desaparecerlo quiere decir que esa palabra está tomando cuerpo”, y añadió: “no lo vamos a permitir”.

El presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Luis Fondebrider, destacó que “el acceso a la justicia de las personas afectadas por la violencia de Estado durante el Apartheid ha sido casi nulo y eso es algo que aún reclaman amplios sectores de la sociedad sudafricana”. El EAAF trabaja hace 22 años en Sudáfrica, en la investigación de los crímenes cometidos durante el Apartheid. “Es innumerable la cantidad de veces que nos preguntan sobre el proceso argentino, especialmente los familiares de afectados y víctimas, que tratan de tomar algunos ejemplos de Argentina. Aquí se ha logrado algo que es único en el mundo y que sirve como modelo en los cuatro pilares fundamentales a considerar cuando se habla sobre el tratamiento del pasado reciente en países que han pasado por procesos de violencia: la búsqueda de la Verdad, la posibilidad de hacer Justicia, las leyes y mecanismos reparatorios y los procesos de Memoria”, explicó Fondebrider en diálogo con PáginaI12. Además, subrayó que “el camino que eligió el Estado sudafricano no necesariamente es compartido por las miles de víctimas del apartheid”.

La legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por Unidad Ciudadana Victoria Montenegro afirmó que “la búsqueda por la verdad no es parte del pasado, sino del presente y el futuro. Tenemos los argentinos centenares de hombres y mujeres que viven con una identidad falsa impuesta por el terrorismo de estado” y agregó: “a los negacionistas les decimos que nos reconciliamos con la verdad en cada encuentro con los nietos, nos reconciliamos con la memoria en esa plaza del 2×1 y nos reconciliamos con la justicia en cada sentencia que condena a los miserables que nos hicieron tanto daño.”

La diputada del Frente Renovador Cecilia Moreau manifestó que la idea de “plantear una reconciliación con lo sucedido en los 70’ es un intento más de este Gobierno de mandar al olvido lo que nos pasó como sociedad”. Además, sostuvo que las declaraciones de Massot buscan “que nos olvidemos de que muchos de los nombres que hoy están en el gobierno se repiten si miramos los actores de aquella época”. “Que el perdón lo busquen con Dios”, concluyó Moreau.

Inés Fornassero.